CLIC MAS INFO

Minsa: Ola de mala salud mental aumenta silenciosamente en el Perú

El Ministerio de Salud (Minsa) advirtió que, tras haber pasado el peor momento de la segunda ola de COVID-19 en el Perú, la cual dejó graves consecuencias para las actividades laborales, educativas, económicas, sociales y culturales, otra ola o pandemia podría estar surgiendo en el país, en relación a los daños colaterales y traumas psíquicos provocados por el virus.

“(Pueden sufrir) aquellos que han perdido familiares, los que han estado con ventilador mecánico y solo desean dormir para no recordar lo vivido, la crisis económica y el burnout, síndrome del agotamiento profesional debido al teletrabajo, presentan afectación en su salud mental de manera directa e indirecta”, explicó anotó Julissa Castro, médica psiquiatra del Hospital Víctor Larco Herrera, en un comunicado publicado por el Minsa.

De acuerdo a la especialista, entre el 30% y el 60% de pacientes de coronavirus llegan a manifestar diversos males a nivel del sistema nervioso central y periférico, que pueden incluir delirios en aquellos que tuvieron que estar hospitalizados. Por su parte, las personas que superaron la enfermedad pueden presentar un estado continuo de ansiedad y depresión.

Castro señala que los grupos más propensos a los trastornos mentales están conformados por las personas de entre 19 y 44 años. “Sobre todo los jóvenes que están subempleados o con desempleo y los que viven solos. Otros grupos vulnerables que también se han visto afectados por la pandemia son los refugiados, como en el caso de los ciudadanos venezolanos, las mujeres y los ancianos”, indicó.

Por otro lado, afirmó que más de 300 millones de niños se han visto afectados en todo el planeta por el confinamiento, y que las consecuencias de ello podrían verse durante el crecimiento de esa nueva generación de ciudadanos.

En esa línea, la experta sostuvo que, de acuerdo a diversas investigaciones, los trastornos mentales podrían incrementarse durante la pospandemia. “A mediados del 2024, recién nos estaremos sintiendo posiblemente libres de la pandemia y con gran libertad, pero eso traerá una época de desenfreno económico y también sexual, con otros tipos de trastornos”, declaró.

Finalmente, la psiquiatra enfatizó la importancia de propulsar la investigación de la salud mental en el Perú, ya que es necesario aumentar los datos que se tienen sobre este tema en nuestro país para nutrir los conocimientos de los investigadores, científicos y estudiantes nacionales e internacionales.