CLIC MAS INFO

Joe Biden afirma que busca mantener una relación «estable» y alejada del «conflicto» con Rusia

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, expresó este jueves que su gobierno pretende mantener una relación "estable" y "predecible" con Rusia y que no está buscando iniciar un "aumento del conflicto", horas después de que la Casa Blanca impusiera nuevas sanciones contra Moscú por, entre otras cosas, una supuesta injerencia en las presidenciales de 2020.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, expresó este jueves que su gobierno pretende mantener una relación «estable» y «predecible» con Rusia y que no está buscando iniciar un «aumento del conflicto», horas después de que la Casa Blanca impusiera nuevas sanciones contra Moscú por, entre otras cosas, una supuesta injerencia en las presidenciales de 2020.

«He hablado a principios de esta semana con el presidente ruso acerca de la naturaleza de la relación entre nuestros países. Hemos mantenido una conversación «amable» y «respetuosa», comenzó el mandatario en un discurso desde la Casa Blanca.

«Estoy seguro de que Estados Unidos y Rusia invertirán en la seguridad y en la paz del futuro de nuestro mundo», confió Joe Biden, quien remarcó que «ahora es el momento de reducir la tensión» y seguir un camino basado en «un diálogo reflexivo y un proceso diplomático».

«Cuando hablé con el presidente Vladimir Putin, expresé mi idea de que la comunicación directa y personal entre nosotros debía de ser esencial para avanzar hacia una relación más efectiva y él estuvo de acuerdo en esta cuestión», reveló el presidente estadounidense.

No obstante, ahondó en las teorías de que el Gobierno de Rusia habría estado detrás de una serie de ataques informáticos que sufrieron las instituciones estadounidenses antes y durante la campaña electoral de las presidenciales de 2020, en las que se impuso a Donald Trump.

«No podemos permitir que una potencia extranjera interfiera en nuestro proceso democrático con impunidad», señaló Biden, justificando así las sanciones lanzadas desde Washington contra más de una treintena de entidades rusas y la expulsión de Estados Unidos de una decena de personas con pasaporte ruso, entre ellos funcionarios de Inteligencia y agentes diplomáticos.

Listo para tomar más acciones
Del mismo modo, advirtió que «si Rusia continúa interfiriendo» en los asuntos y en la democracia estadounidenses, estará «preparado para tomar más acciones». «Es mi responsabilidad como presidente de Estados Unidos hacerlo», enfatizó.

En ese sentido, aseguró que tan sólo estaba cumpliendo la promesa electoral que hizo de responsabilizar a Rusia de estos supuestos ataques y que podrían haber actuado con mayor dureza, pero ha preferido, dijo, ser «proporcionado», con vistas a una posible normalización de las relaciones con el presidente Vladimir Putin, con el que espera reunirse este verano en Europa.

Hoy más temprano, Joe Biden firmó una orden ejecutiva en la que ha avalado, entre otras cuestiones, una ‘lista negra’ elaborada por el Departamento del Tesoro señalando a seis empresas rusas de tecnología que habrían brindado apoyo a los ataques cibernéticos de los servicios de Inteligencia de Moscú, así como a otros actores por su participación en el conflicto con Ucrania.

Así, en relación a Ucrania, el mandatario contó que le «dejó claro» a Putin, el «inquebrantable» apoyo de Estados Unidos a sus aliados europeos y por ello le ha hecho saber su «preocupación» por la presencia militar rusa en la frontera con Ucrania y le ha instado «enérgicamente» a que se abstuviera «de cualquier acción militar» en contra de su socio.