CLIC MAS INFO

En Chile ingresan a cuidados intensivos más menores de 39 años que mayores de 70

Las autoridades de salud de Chile reportaron un "cambio radical" en la edad de los pacientes que ingresan a las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) respecto de la primera ola de coronavirus: ahora son más menores de 39 años que mayores de 70.

Las autoridades de salud de Chile reportaron un «cambio radical» en la edad de los pacientes que ingresan a las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) respecto de la primera ola de coronavirus: ahora son más menores de 39 años que mayores de 70.

Junto con reportar un nuevo récord diario de contagios (8 195) y de pacientes ingresados a las UCI (3 044), el subsecretario de Redes Asistenciales, Alfredo Dougnac, dijo que la tendencia en el cambio de edad de quienes son ahora hospitalizados por la COVID-19 se había ya consolidado.

«Hay una baja sostenida de los pacientes mayores de 70 años y una estabilización de los pacientes entre 60 y 70 años. Preocupa, sin embargo, el alza sostenida de los grupos menores de 59 años. Incluso, el grupo menor de 39 años sobrepasa al de mayores de 70», afirmó Dougnac.

«Es decir –agregó- hoy ingresan a las unidades de Cuidados Intensivos más pacientes menores de 39 años que mayores de 70, lo cual marca un cambio radical respecto a la primera ola».

Razones
Este cambio se explicaría por dos factores. Primero por el efecto de la vacunación masiva, que Chile inició el 3 de febrero pasado y que ya ha alcanzado a 7,2 millones de personas con al menos una dosis, y segundo, por la aparición de nuevas variantes del virus.

El programa de vacunación masiva arrancó con los mayores de 90 años. A la fecha, 2 932 907 mayores de 60 años ya habían recibido la vacuna.

La meta del gobierno es lograr vacunar a 15,2 millones de personas (80 % de la población total del país) antes del 30 de junio.

Un primer estudio sobre la efectividad de la vacunación, realizado por la Universidad de Chile, determinó para el uso combinado de las vacunas de la estadounidense Pzifer y del laboratorio chino Sinovac -las dos que se utilizan en Chile- una efectividad para prevenir contagios del 56,5 % transcurridos 14 días tras la aplicación de la segunda dosis.