(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Perú registra descenso en el exceso de fallecidos por primera vez desde diciembre, según Sinadef

El Perú registra tres días de descenso en el exceso de defunciones por toda causa luego que desde el primero de diciembre la cifra no dejara de incrementarse. Según el Sistema Informático Nacional de Defunciones (Sinadef), Lima y Callao, ciudades con una alta cantidad poblacional, fueron las que más contribuyeron a la reducción de esta tasa.

Así lo explicó el ingeniero electrónico Rodrigo Parra tras repasar un descenso en los últimos días en las muertes diarias registradas por el Minsa (199 luego de superar el promedio de 200 por día). El especialista asoció esta situación con la estabilidad de la positividad de casos y la disminución en el aumento de la ocupación de camas UCI y de hospitalización.

Parra precisó que actualmente el Sinadef representa la fuente más confiable para acceder a la evolución de estos criterios; no obstante, recordó que, al ser un sistema nuevo (2017), el nivel de cobertura ha ido aumentando año a año y actualmente todavía existe un subregistro y demora en el registro debido a que en algunas regiones esto se hace de manera manual.

 

Pese a esto, consideró que existe información suficiente para tomar decisiones sobre la ampliación o no de las cuarentenas focalizadas. Cabe precisar que el ministro de Salud, Óscar Ugarte, anunció que el Consejo de Ministros decidirá el próximo 24 de febrero si la cuarentena se extiende o no en base a los datos epidemiológicos.

Hospitalizaciones en aumento pero con menor velocidad
En otro momento, Rodrigo Parra explicó que desde hace algunas semanas la ocupación en hospitalización era alrededor de 100 a 200 camas por día; sin embargo, actualmente esta cifra se encuentra esta cifra se está manteniendo en 100 a menos. En su opinión, la demanda podría haber disminuido, al igual que en la ocupación de camas UCI.

«Las camas de hospitalización son las que tienen mayor margen de holgura, tienen todavía camas disponibles, y aún así ambas han denotado una desaceleración en la ocupación. Esto, acompañado de una disminución en las muertes son buenos síntomas en general, aún prematuros pero alentadores», señaló.

A %d blogueros les gusta esto: