(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Enfermero vio morir por COVID-19 a su madre en sus brazos y llora al recordarla

Un enfermero del Hospital de Emergencias Villa El Salvador, identificado como Luis Maldonado, vio morir a su mamá Nérida Oropeza a causa de la COVID-19 en sus brazos. Durante una entrevista con «Punto Final», el profesional de salud se quebró y no pudo evitar derramar lágrimas al recordar a su progenitora.

«Cada vez que veo recuperar a un paciente, es mi revancha, no pude hacerlo con mi mamá. Discúlpame, no lo pude hacer con ella», expresa entre lágrimas el joven que cada día se levanta a las cinco de la mañana para alistarse y acudir al centro hospitalario para contribuir a salvar vidas en esta segunda ola del nuevo coronavirus.

De acuerdo a sus declaraciones al dominical, él llevó a su mamá al hospital el 19 de julio del 2020 y le dio indicaciones para prepararla antes de que entre a la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), lugar en el que lamentablemente perdió la vida a causa de la mortal COVID-19.

Enfermero vio morir por COVID-19 a su madre
«Lo único que tuve que hacer fue prepararla para ese momento y decirle que todo lo que pudieran hacer en la UCI, que la iban a entubar. Le expliqué que se imaginara que el que esté intubándola un medicamento iba a ser su hijo. El afrontar la situación te asusta, te trauma, porque puedes ver a tu tío o a tu hermano. Te frustra, te asusta, estamos cansados mentalmente, pero este hospital y mis amigos tienen corazón», manifiesta Maldonado.

Desde aquel entonces, el enfermero pone todo su esfuerzo para los pacientes infectados por la COVID-19 se recuperen y regresen a seguir cuidándose en su hogar, junto a su familia.

«Me tengo que asegurar que la persona que esté con nosotros regresen a casa y se reencuentren con su familia. Eso lo saben mis amigos, los colegas con los que comparto, y ellos me dicen que estamos convencidos que vamos a salir, nos tratamos de cuidar, motivarnos entre nosotros. Sé que mi mamá nos cuida, a mi familia y a mis amigos», expresó el joven.

Es importante indicar que el personal de salud cayó en una fatiga pandémica debido a su tremenda labor de salvar vidas en esta lucha contra el coronavirus. No solo se cansan físicamente por los turnos dobles, sino que mentalmente es casi imposible seguir batallando con las muertes diarias, pero sobre todo con aquellas personas que no toman conciencia sobre la pandemia.

A %d blogueros les gusta esto: