El Vicariato Apostólico se pronuncia tras el asesinato de Roberto Pacheco, defensor medioambiental

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

El Vicariato Apostólico de Puerto Maldonado se pronuncia tras el asesinato de Roberto Pacheco, defensor medioambiental.

El comunicado detalla que hay más indígenas y campesinos quienes vienen siendo amenazados por denunciar actos que atentan contra el medio ambiente y el territorio.

Roberto era hijo de Demetrio Pacheco, también defensor medioambiental y Vicepresidente del Comité de Gestión de la Reserva Nacional de Tambopata. Desde el 2012 la familia venía interponiendo denuncias ante la Fiscalía Ambiental por actos de extracción ilegal de madera.

COMUNICADO
Reunidos de emergencia sacerdotes, religiosas y laicos de las diferentes instituciones de la Iglesia Católica de Madre de Dios, con nuestro obispo David, quien firma, nos queremos pronunciar:

1. Hemos recibido con profundo pesar la noticia del asesinato de Roberto Carlos Pacheco Villanueva. Queremos dar nuestro más sentido pésame a sus padres, hermanos, esposa e hijos, así como a todos sus demás familiares y a quienes con él están empeñados en la defensa y conservación de la Naturaleza.

2. Queremos hacerles llegar nuestro mensaje de repudio a quienes han protagonizado este aborrecible asesinato y recordarles que Dios pide cuentas por toda sangre derramada: “¿Qué es lo que has hecho? La sangre de tu hermano me grita desde la tierra” (Gen 4, 10). Atentar contra la vida es atentar contra el mismo Dios, y en definitiva, contra uno mismo.

3. Hacemos un llamado a las autoridades a no dejar impune éste o cualquier otro asesinato, y a que se pongan los medios necesarios para que se haga justicia.

4. Nuestro hermano Roberto Carlos Pacheco Villanueva y su familia, llevaban años recibiendo amenazas y como respuesta a sus denuncias, recibieron indolencia e indiferencia. Sabemos de más hermanos nuestros que están siendo amenazados por defender los bosques y los ríos, así como de campesinos e indígenas amenazados por defender sus territorios. Exigimos que el Estado les brinde las garantías oportunas para que puedan vivir con tranquilidad tanto ellos como sus familias.

5. Hacemos un llamado a la ciudadanía en general, a organizarse para velar por la vida de nuestros defensores de la Casa Común y de los pueblos indígenas.

6. Agradecemos la vida de nuestro hermano Roberto Carlos Pacheco Villanueva y la de tantos otros, que hicieron suyas las palabras del Papa Francisco cuando vino a visitarnos a Puerto Maldonado: “Amen esta tierra, siéntanla suya. Huélanla, escúchenla, maravíllense de ella. Enamórense de esta tierra Madre de Dios, y comprométanse y cuídenla, defiéndanla. No la usen como un simple objeto descartable, sino como un verdadero tesoro para disfrutar, hacer crecer y transmitirlo a los hijos”.

EL CENTRO AMAZÓNICO DE ANTROPOLOGÍA Y APLICACIÓN PRÁCTICA Informó el día de ayer:

.

Madre de Dios: Asesinan de dos balazos a defensor medioambiental Roberto Carlos Pacheco

Hoy, en horas de la mañana, Demetrio Pacheco, vicepresidente del Comité de Gestión de Tambopata, ha comprobado cómo las amenazas que él y su familia vienen recibiendo en los últimos años se hacían realidad. Su hijo, Roberto Carlos Pacheco, yacía sin vida sobre el piso, en el monte, con dos balas asestadas, una en la cabeza y otra en la cadera. ¿Quiénes estarían detrás? Posiblemente quienes desde hace años pretenden invadir y apropiarse ilegalmente de la concesión de forestación y reforestación ubicada en el km 74 de la carretera interoceánica Puerto Maldonado-Cusco de la que Demetrio es titular.

Según Mongabay Latam, el día antes de su muerte, Roberto Carlos Pachecho había salido para recorrer su concesión forestal. Tras esperarlo por varias horas, su padre y otras dos personas que trabajan con él salieron a buscarlo, sin embargo, lo encontraron muerto. De acuerdo al parte policial, el cuerpo fue hallado a la altura del kilómetro 356 de la carretera Interoceánica Urcos-Iñapari, en una trocha que da acceso a un predio agrícola que colinda con la concesión de Pacheco. Muy cerca se encontró un vehículo color naranja, sin placa de rodaje y sin número de chasis.

El hecho, que se ha conocido horas después, ha impactado, entristecido e indignado al movimiento medioambiental de Madre de Dios, pues Demetrio Pacheco y su familia vienen interponiendo denuncias ante la Fiscalía Ambiental desde 2012. Denuncias que se vinculan al ingreso de terceros al interior de la concesión con fines maderables, es decir, para la extracción ilegal de madera. Según refieren fuentes cercanas, Roberto Carlos estaba muy unido a su padre Demetrio, era su complemento para esta lucha. Mientras Demetrio se ausentaba para hacer gestiones en la ciudad, Roberto vigilaba la concesión, pues estaba permanentemente en la mira de los invasores. “Siempre ha estado al lado de su padre, en todo momento y circunstancias. Han sido amenazados constantemente, siempre han denunciado pero nunca nadie ha actuado como corresponde. Es hora de que esto pare, esto no puede continuar así”, clama Víctor Zambrano, presidente del Comité de Gestión de la Reserva Nacional de Tambopata.

FOTO: Caaap.org.pe

El movimiento medioambientalista de Madre de Dios no tiene dudas de que, tras este hecho, estarían las mafias dedicadas al tráfico ilegal de madera y pide justicia. “¿A quién más recurrimos? Nos defendemos con lo que tenemos, con lo que podemos. Y ahí está el resultado. Y seguimos con nuestros valientes defensores ambientales frente a esos acontecimientos. Totalmente desprotegidos. Amenazados a cada rato. Lo hemos dicho, ¿pero quién se interesa? Nadie”, lamenta Zambrano.

Este presunto asesinato recuerda al ocurrido en diciembre de 2015, cuando el ambientalista Alfredo Vracko fue asesinado al interior de su concesión, en el mismo sector. Hasta la fecha, nadie ha sido condenado por este hecho.

. CLIC PARA ESCUCHAR
Share.

About Author

Agencia Noticias PERUENLINEA.pe

Comments are closed.

.