CLIC MAS INFO

Luz Milagros Cayguaray, del Frepap: «Si una empresa viene a hacer riqueza en nuestro país, lo justo es que aporte con los mas pobre»

El impacto económico por la COVID-19 a nivel mundial será de 5%, mientras en la región será de 7,2 % en 2020. El Perú, que mantiene altos indicies de pacientes positivos del virus, reducirá su PBI en 12%. A esto de suma los millones de peruanos desempleados y las condiciones de pobreza. Por ello, la congresista del Frepap, Luz Milagros Cayguaray Gambini, impulsa dos Proyecto de Ley (PL), que según su perspectiva, le permitirá atender a los sectores más vulnerables. El primero de ellos, es el impuesto a la riqueza o impuesto solidario con lo que se busca tener un fondo que pueda llegar a las zonas de pobreza o pobreza extrema después de la pandemia. El segundo es sobre los servicios de primera necesidad. CARETAS conversó con la parlamentaria sobre sus propuestas y expone los detalles de ambas.

¿Por qué considera que es útil y necesario un impuesto a la riqueza o grandes fortunas?
El impuesto solidario, presentado el 24 de marzo, es una propuesta que hicimos en campaña. Buscamos que esa recaudación se derive en beneficios para los gastos sociales del Estado como podría ser el sector salud, educación e incluso para promover trabajos productivos en zonas de pobreza. En si, consiste en que los que tienen mas beneficios aporten para los que menos tienen. .

Bajo que criterios se generó la propuesta
Hicimos varios estudios de donde podríamos sacar esta recaudación. Gracias a los estudios realizados sabemos que en los últimos 18 años hay 33 257 peruanos con una riqueza mayor a un millón de dólares y 28 530 familias con una fortuna de uno a cinco millones de dólares. Además de 290 personas ultra ricas, 18 de ellos con más de US$ 500 millones. Hemos calculado que se podría recaudar 300 319 millones en un año. Si aplicamos una tasa anual de 1% para los que poseen un millón, hablamos de S/ 333 millones anuales. Si le aplicamos el 2% a los que tienen cinco millones, tendríamos 2 583 millones. A los que tienen más de 500, se les aplica 3% se podría recaudar casi 500 millones anuales. En ese porcentaje, nos favorecido para los sectores de nuestro país. Mas aun en esta coyuntura nos hubiese servido, se pudo destinar millones para micro creditos o compras de maquinas.

Pero hay familias o entidades millonarias que tienen sus propias fundaciones de apoyo social o espacios donde destinan dinero para el apoyo tecnológico, social, educativo.

En Chile se aprobó el impuestos a las fortunas y favoreció para esta pandemia. Nosotros podemos hacer lo mismo. Este proyecto va a insistir ya que tambien se deben cobrar las deudas millonarias de los sectores telecoumincaciones, hidrocarburos, bancas, entre otras, que tienen grandes fortunos. Vamos a hacer que llos sean los principales en que cumplan con este tributo en beneficio de los mas vulnerables.

El dinero que se recolectaría, ¿irá a un fondo y cómo se dividirá para evitar que sea un nicho de corrupción?
Después que se apruebe la Ley, en esto tendría que tallar el Ejecutivo para dar las pautas para saber en que sector sería el beneficiado y cuales son las pautas para que sea destinado. Lo principal es que aprobemos esta Ley para priorizar a los sectores como la educación y salud, que luego de la pandemia se necesitará mucha ayuda para estos sectores. El proyecto está destinado para que este siempre, después de la pandemia y en adelante.

Hay sectores y economistas que ha criticado esta propuesta puesto que podría abrirse la ventana para off shore o paraísos fiscales para evadir la Ley?
Si una empresa viene a hacer riqueza en nuestro país, lo justo es que aporte con los mas pobres. En especial en este contexto. En nuestro país se exprime al pobre y al rico se le da mas facilidades del pago y se le exonera de pagos. Al pequeño empresario se le hostiga hasta que pague y a empresas como Latam o Telefónica hasta ahora no se le puede cobrar las deudas tributarias. Estamos en una crisis donde el país necesita recaudar mas impuesto y sería una ayuda importante para los sectores. Podría ser una herramienta poderosa para una progresividad impositiva justa.

Por otro lado, también impulsa el proyecto Ley que garantiza la continuidad de prestación de los servicios públicos. ¿En qué consiste?
Como sabemos que las familias no tienen los mismo ingresos que antes, están muy afectados y algunos sin trabajo. Por eso es necesario que se continué con el servicio y se permita fracciones en sus recibos de pago en un plazo de 24 meses. No solo es necesario durante el tiempo que dure el estado de emergencia sino hasta seis meses luego de que concluya. Nuestra economía sufrirá una decadencia y demorará en recuperarse, por eso se motiva este PL el cual propone darle continuidad a los servicios de luz, agua, saneamiento, gas natural y telecomunicaciones

El proyecto no consiste en que se exonere los pagos sino que se fraccione los pagos. No va a generar una consecuencia desfavorable a los empresarios y sería lo justo para la población. Además recauda ciertos requisitos, las personas que consuman 100kw o quienes usen un sistema foto voltaico, ellos serán beneficiados e incluso las personas las usen gas con 20m3 por mes tambien.

Además, no permitirá el interés en el cobro de otros gastos, como administrativos, o penalidades durante el periodo de seis meses. Finalmente se propone declarar de interés el uso del interés porque sabemos que todos los que trabajan o estudian tienen que hacerlo desde casa. El Estado debería priorizar acciones para promover la conectividad el internet en las familias vulnerables.