Sacerdote denuncia que la planta de oxígeno de Iquitos extrañamente sufre averías en horas de la noche.

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

No sólo es la ciudad más afectada por el nuevo coronavirus, sino que también vendría siendo víctima de facinerosos. Dos semanas después de haber logrado adquirir e instalar una planta de oxígeno en la ciudad de Iquitos, el obispo Miguel Fuertes denunció que un grupo de desconocidos intenta sabotear el proyecto, perjudicando a los pacientes del hospital regional de Loreto.

Según explicó el religioso, la planta deja de funcionar durante la noche en extrañas circunstancias , dejando sin este básico elemento a cientos de infectados por la COVID-19.

.

Ante esta situación que podría elevar el índice de muertes en la región, el obispo Fuertes informó que se colocará vigilancia las 24 horas del día. No obstante, dijo que el dinero utilizado para pagarle a los “guardianes” saldrá de las donaciones y no podrá ser utilizado en medicinas como se tenía pensado en un primer momento.

“Poner vigilancia las 24 horas del día significa que parte de lo recaudado no se va a utilizar en comprar medicina, sino en pagarle a los guardianes. Realmente se me parte el corazón con lo que acabo de decir, pero es bueno que lo sepan, porque en la colecta ustedes nos han entregado su confianza y a eso la Iglesia tiene que responder. Si hay intenciones extrañas sobre la ayuda que todos estamos dando, les invocamos a sus autores a abrir su corazón y comprometerse, no con nosotros, sino con la vida de quienes más nos necesitan”, sentenció el religioso.

. CLIC PARA ESCUCHAR
Share.

About Author

Comments Closed

Comments are closed.

.