(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

España da por controlado al coronavirus y prepara su lento retorno a la normalidad

Con más de 120 mil recuperados, el gobierno español considera que la epidemia de la COVID-19 está en los "márgenes de control" y que el sistema sanitario del país tiene capacidad de reacción ante "cualquier rebrote”.

Con la menor cifra de muertes en más de un mes y más curados que nuevos contagios durante varios días, las autoridades sanitarias españolas consideran controlada la pandemia de coronavirus y preparan un lento retorno a la normalidad de forma paulatina y en varias fases. Después de registrar este domingo un mínimo de decesos de 288, el más bajo desde el 20 de marzo, las cifras experimentaron este lunes un pequeño repunte, con 1.831 nuevos casos registrados y 331 muertes en las últimas 24 horas, según los últimos datos ofrecidos por el Ministerio de Sanidad.

En total, desde el inicio de la pandemia, son 229.422 los positivos, 23.521 los fallecidos, y más de 120 mil recuperados. «El objetivo es mantener de manera sostenida el incremento de curados y que los nuevos casos sigan en el entorno del 1 % diario», dijo este lunes el ministro de Sanidad, Salvador Illa, quien afirmó que España tiene uno de los índices de pacientes curados más altos del mundo.

Trabajadores de salud aplauden en reacción a las muestras de apoyo afuera del hospital Gregorio Maranon en Madrid.

El Gobierno de España considera que la epidemia de la COVID-19 está en los «márgenes de control» y que el sistema sanitario del país tiene capacidad de reacción ante «cualquier rebrote», aseveró Illa, aunque para ello será necesario disponer de un número de unidades de cuidados intensivos que sea, como mínimo, el doble que en condiciones normales.

La epidemia «está controlándose progresivamente», ya que los datos de este lunes confirman «la misma línea descendente» de días atrás, afirmó el portavoz del Ministerio de Sanidad para la pandemia, el epidemiólogo Fernando Simón.

Por esto, planean aprobar el martes un plan de salida del actual confinamiento de gran parte de la población, que será «gradual» en varias fases, y que comenzará antes en los territorios donde la epidemia está más controlada. Esta salida será «paso a paso, con mucha prudencia y mucha cautela», subrayó el ministro de Sanidad. Las autoridades insisten en que para ello hacen falta medidas de refuerzo sanitario y de seguridad, como la higiene y la distancia física entre personas.

Menos restricciones, pero sin abusos
La epidemia «está controlándose progresivamente», ya que los datos de hoy confirman «la misma línea descendente» de días atrás, afirmó por su parte el portavoz de Sanidad para la pandemia, el epidemiólogo Fernando Simón. Esto podría repercutir en una mejora paulatina de las limitaciones del confinamiento en las viviendas, como permitir desde el domingo que los niños salgan una hora diaria, pero siempre con prudencia para evitar retrocesos.

Sobre ese asunto, tanto Illa como el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, valoraron que la gran mayoría de las familias respetaron ejemplarmente las reglas para que los menores de 14 años salgan una hora diaria a pasear y jugar acompañados de un solo adulto, normalmente el padre o la madre. Pero advirtieron contra los incumplimientos de una minoría, como no respetar el tiempo de duración autorizada, el número de adultos o no mantener la distancia de seguridad entre personas, por lo que pidieron «responsabilidad» a la familias.

Los reyes de España, Felipe VI y Letizia, durante su visita de este lunes a la sede de Emergencias de la Comunidad de Madrid, su primera actividad fuera de su palacio en más de un mes y medio.

A %d blogueros les gusta esto: