(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Los españoles en China se movilizan para donar mascarillas

Con gran éxito un grupo de ellos ha decidido pasar a la acción y organizar donaciones de mascarillas.

No todas las donaciones de mascarillas que llegan de China proceden de gobiernos o empresas. Los residentes españoles, que ya han vivido los dos meses de medidas de cuarentena y la incertidumbre sobre lo que pudiera pasar, han sido testigos desde la impotencia que da la distancia de cómo la pandemia se ha ido cebando con España; un grupo de ellos ha decidido pasar a la acción y organizar donaciones de mascarillas. Con gran éxito: la primera colecta, con el objetivo de recaudar 60.000 yuanes (unos 7.850 euros) entre la comunidad, se completó en 16 horas, mucho menos de los tres o cuatro días que habían calculado. La segunda, también.

“No somos empresa, ni organización, ni nada. Esto parte de un grupo de amigos en la comunidad española de Shenzhen (sur de China). Nos preguntábamos cómo podíamos colaborar, porque estábamos un poco desesperados por la situación en España”, explica uno de los organizadores, Alberto Carot. Comenzaron a indagar y encontraron que la manera más simple de enviar mascarillas, una de las prendas protectoras más solicitadas entre el personal sanitario y que sigue escaseando, era a través de los consulados, que pueden enviarlas por valija diplomática.

A partir de ahí, crearon Masks4Spain (“Mascarillas para España”), un grupo de WeChat, el Whatsapp chino, con un código QR que les permitía recibir las donaciones. En 16 horas habían superado el objetivo que se habían marcado y habían recaudado 67.000 yuanes (cerca de 8.770 euros) recibidos de particulares españoles y chinos deseosos de colaborar con la iniciativa. Tuvieron que cerrar la donación porque no daban abasto; abrieron otra pocas horas más tarde con el mismo resultado, y preparan otra en breve. “Con la primera hemos podido comprar 10.000 mascarillas, que son las que caben en un envío por valija. Ya están en el Consulado y saldrán próximamente. Ahora la gente que está en logística del grupo está contactando con los proveedores y comprando las de la segunda ronda”, explica Carot.

A lo largo de estos días, el grupo ha crecido y ya lo forman más de 350 personas. Una veintena, con experiencia en logística, se encarga de localizar proveedores y adquirir las mascarillas, que se entregan al Consulado. Las cuentas se publican de modo casi instantáneo en el chat, para garantizar la máxima transparencia en la gestión. Y, según cuenta Carot, entre los proveedores han encontrado mucha simpatía. “En esta primera ronda compramos 9.839 mascarillas. Cuando el vendedor supo para qué eran, completó la orden hasta 10.000, la diferencia nos la dio gratis”.

A %d blogueros les gusta esto: