(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Restos cercenados hallados en Comas le pertenecen a estudiante reportado como desaparecido

Padres de la víctima aseguraron que desde la desaparición de la víctima empezaron a recibir mensajes y llamadas telefónicas desde el celular de su hijo.

Los exámenes forenses determinaron que los restos cercenados hallados el último jueves en la avenida Codorcanqui de la urbanización El Pinar, en Comas, corresponden a Martín Jesús Caccire Castañeda (25), un estudiante de Economía en la Universidad Católica Sedes Sapientiae.

Hasta la Morgue de Lima llegaron familiares de la víctima para poder retirar el cuerpo. Su padre manifestó a La República que, antes del hallazgo, su hijo se encontraba en calidad de desaparecido.

Según el hombre, la madre del joven recibía constantes llamadas de personas desconocidas que le pedían dinero a cambio de la liberación del universitario, por lo que pensaron que todo se trataba de un secuestro.

La hipótesis se reforzó después de que a los padres le siguieron llegando mensajes de Jesús. Por la forma en que escribían empezaron a sospechar que no se trataba de su hijo sino de alguien más que se estaba haciendo pasar por él.

El señor Caccire no se imagina quién pudo haber asesinado de tal manera a su hijo al punto de terminar por descuartizarlo. “Todo parece indicar que fue un secuestro, pero todo está en investigación”, dijo.

El consternado padre de familia manifestó que no sospecha de nadie del entorno, pues su hijo llevaba una vida tranquila y “no tenía enemigos”. “Él era un chico sano, tranquilo y por tranquilo fue que le pasó esto, ya que si hubiera sido un chico movido, de la calle o más vivo quizá no le hubiera pasado nada», aseguró.

La División de Homicidios de la Policía es encuentran investigando las causas reales del asesinato y quiénes lo habrían perpetraron con tanta crueldad.

 

A %d blogueros les gusta esto: