(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Policía fiscal interviene IMARPE por filtración de datos sobre la anchoveta

Informes científicos sobre la enorme presencia de anchoveta juvenil -especie cuya extracción está limitada-, se filtró a las empresas industriales de harina de pescado antes que el despacho del Ministerio de la Producción recibiera los reportes oficiales.

Agentes de la Policía Fiscal Especializada en Delitos Informáticos intervinieron las oficinas del Área Funcional de Informática del Instituto del Mar del Perú (IMARPE), para determinar responsabilidades por la filtración de datos científicos sobre la biomasa de anchoveta en beneficio de terceros.

El 26 de enero último, la Procuraduría Pública del Ministerio de la Producción denunció ante la Fiscalía Provincial Penal Corporativa del Callao, a los resultaran implicados en la difusión de información reservado sobre la expedición científica de IMARPE que entre el 4 y 12 del mismo mes salió a la mar para averiguar por qué no había anchoveta disponible para la extracción, destinada a la producción de harina de pescado.

Como parte de la investigación fiscal, peritos de la policía se presentaron en el Área Funcional de Informática para ubicar una computadora desde donde supuestamente salieron los datos recogidos por tres embarcaciones científicas de IMARPE y que luego pasaron a manos de personas que trabajan para compañías de la industria pesquera.

La información recogida por la expedición científica entre el 4 y 12 de enero, confirmaba que existía una gran presencia de anchoveta juvenil, cuya extracción está restringida por ley como medida para preservar la especie, y, en consecuencia, era necesario suspender la segunda temporada de pesca que había comenzado el 16 de noviembre de 2019.

Pero antes que los datos científicos fueran de conocimiento de las autoridades del Ministerio de la Producción, estos fueron filtrados entre exservidores de IMARPE que laboran en compañías dedicadas a la extracción de anchoveta y a la producción de harina de pescado.

La Oficina de Prevención y Lucha contra la Corrupción del Ministerio de Producción intervino para investigar el caso, por lo que requirió la computadora de la que se sospechaba había salido la información reservada. Sin embargo, las autoridades comprobaron que la memoria de la máquina había sido borrada.

A %d blogueros les gusta esto: