Estos son los riesgos de comprar un chip en la calle, según especialista cibernético

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

El Organismo Supervisor de Inversión Privada en Telecomunicaciones (Osiptel) informó a través de un comunicado que la decisión de otorgar un plazo de 10 días hábiles a las empresas de telefonía móvil para cesar la venta de chips en la vía pública buscar proteger los derechos y la seguridad del usuario, quienes se exponen a contrataciones fraudulentas. Mientras que las empresas Claro, Bitel y Entel proponen otras medidas.

¿Cuáles son los riesgos?
Correo conversó con el especialista cibernético Miguel Guerra, quien explicó que la venta de chips de manera ambulatoria puede ser difícil de supervisar al ser “la última rama de la cadena” y que personas inescrupulosas podrían suplantar la huella biométrica del ciudadano para fines maliciosos.

“Que no se vendan chips de manera ambulatoria ayuda mucho a todos porque es muy difícil controlar a la gente que está vendiendo debido a que al ser la última rama de la cadena tener supervisión es difícil. Lo que podría pasar en estos movimientos es suplantación de identidad, clonaciones de huella y portabilidades que a veces no son correctas. Usan esas artimañas para decir al usuario que vuelvan a pasar su dedo. Todo eso crea que aparezcan ‘N’ líneas que los usuarios tampoco saben que las tienen a su nombre. Cuando no se controlan este tipo de ventas, la experiencia nos cuenta, que terminan en extorsiones y falsas compras”, expresó Guerra.

Asimismo, el especialista recordó la modalidad que usan estafadores para suplantar la huella de los usuarios y alertó que no hay un registro del vendedor que hizo efectiva la venta de cualquier servicio de telefonía móvil.

“El riesgo está en que te encuentres a una persona que tenga una mala intención y te quiere engañar al querer sacarte más de una línea o que clone la huella digital para después sacar cuentas a tu nombre. En realidad, la modalidad de estafa puede ir variando según la tecnología que puedan tener. Hemos visto antes que hasta con una silicona de gel balístico han podido clonar huellas digitales para poder hacerlas pasar a otros sensores biométricos. Vemos cómo estos cibercriminales son proactivos. A una persona mayor le puede engañar que pueda pasar su huella otra vez, le sacan tres línea y no hay un registro de quién lo hizo, hay un vacío que al final quién se hace responsable”, manifestó el especialista.

Osiptel hizo un llamado a que las empresas operadoras cumplan de manera responsable la normativa laboral vigente y exhortó a que la contratación del “servicio público móvil debe realizarse en puntos de venta autorizados y ubicados en una dirección específica, salvo que se trate de ferias itinerantes en centros poblados rurales o la modalidad delivery”.

Identificación de la persona responsable de la venta.
Restricciones comerciales a la venta por cliente.
PIN de seguridad de portabilidad.
Medidas que proponen:
Exigir la huella digital del vendedor responsable en cada venta. De esta manera no solo el cliente tiene la obligación de identificarse biométricamente sino también el vendedor que tramita la venta o renovación de chip.
Limitar la venta de chips en vía pública a una línea por mes por cliente. Si el cliente requiere más de una línea deberá acudir a una tienda del operador.
Mejorar el proceso de entrega de información de las características del producto contratado por el cliente.
Exigir sanciones ejemplares contra las personas identificadas como promotores del fraude.

. CLIC PARA ESCUCHAR
Share.

About Author

Comments Closed

Comments are closed.

.