Tres suicidios de policías ponen en agenda la salud mental en la institución

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

Este jueves un efectivo de la Policía Nacional del Perú identificado como José Sebastián Yanque se suicidó en el Cementerio El Ángel, ubicado en el distrito de El Agustino. Ahí fue encontrado muerto junto a su arma y un teléfono, en el que se encontró que le había enviado mensajes a sus familiares antes de quitarse la vida.

El pasado 12 de octubre, en Trujillo, un policía integrante de la División de Investigación de Delitos de Alta Complejidad (Diviac) también se suicidó, luego de tener una discusión con su expareja, con quien había terminado dos meses antes. Karlos Daniel Saavedra llevó a la fuerza a la suboficial de segunda Lesly Ríos hasta su habitación, en donde le pidió retomar la relación. Ante su negativa, Saavedra la golpeó, sacó su arma de reglamento y se disparó en el pecho.

El 23 de octubre, un mayor de la Policía utilizó su arma de fuego para acabar con su vida al interior de su vivienda, en Cusco. En mayo de este año, Juan Gonzalo Vega Vera había encabezado una rueda de prensa informando sobre distintas acciones, como la captura de una organización criminal y una incautación de droga.

Fotografía referencial

Estos tres casos han llevado a la ciudadanía a preocuparse por la salud mental de los efectivos, que tendrían que estar mentalmente estables para ejercer su labor. Sobre este escenario ha sido consultado Luis Montoya, exdirector de la Policía Nacional del Perú, quien aseguró que la ejecución correcta de los exámenes de salud mental para los aspirantes a policías depende de cada gestión.

“En el momento de la captación del personal se incide mucho en la salud mental del postulante. Se le toma examen psicológico, psicométrico y psiquiátrico. Se les hace los test de personalidad, los test de comprensión. Aparte se hace el polígrafo, el examen toxicológico y la visita social al domicilio con entrevista a los padres y familiares del entorno del futuro policía. Las formas en las que se cumplen dependen de la gestión de los comandos, que sean incisivos”, explicó en el programa «Encendidos», de RPP Noticias.

Asimismo, el psiquiatra y exdirector del Hospital Larco Herrera Carlos Bromley explicó que, debido a las características de su trabajo, los miembros de la Policía deben ser considerados como grupos vulnerables o de riesgo. “Por encima de que lleven arma, de que estén encargados de la protección de la ciudadanía, que actúen en casos de peligro (…) Son un grupo vulnerable, hay características muy especiales que los incluye en este grupo, por ejemplo, que están en permanente alerta, más aun en un país en donde hay inseguridad ciudadana. Es una alerta permanente y sostenida”, comentó y agregó que tendrían que someterse a constantes evaluaciones y medidas de prevención para evitar un suicidio.

“Nosotros podemos cargar un problema varios días y resolverlo de a pocos, pero ellos no; ellos tienen que tener sus problemas resueltos y, para eso, la Policía tiene que actuar de manera directa”, acotó.

. CLIC PARA ESCUCHAR
Share.

About Author

Comments Closed

Comments are closed.

.