CLIC MAS INFO

Empresa chilena ORAZUL ENERGY pretende “secar” la laguna de Parón en Caraz (Ancash)

Utilizando una serie de artimañas y con la evidente complicidad de autoridades regionales, la empresa que administra la hidroeléctrica del Cañón del Pato, Orazul Energy, tiene el malsano objetivo de “secar” la laguna de Parón (La más grande de la Cordillera Blanca), que se ubica en la provincia de Huaylas y que a través del río Llullán, provee agua para el agua potable de la ciudad de Caraz con más de 30 mil habitantes, además de servir para la agricultura y ganadería de un gran sector del Callejón de Huaylas.

La intención de Orazul es aumentar la capacidad de la hidroeléctrica a costa del agua de la laguna de Parón, cosa que ya hizo en una primera etapa, dañando su belleza natural (Sobre todo su exclusivo color azul turqueza), al disminuir drásticamente su nivel. Incluso ha creado el rumor de que la laguna es un peligro para los caracinos, pues su desborde ocasionaría un aluvión que arrasaría con la población; cosa que es falsa y que no sucedió ni en el terremoto de 1970.

Prestándose a este proyecto y cuando el pueblo peruano sabe la facilidad con la que las grandes empresas compran el apoyo de las autoridades, el gobernador regional de Ancash, Juan Carlos Morillo Ulloa ha llegado a amenazar con desautorizarla como zona de desarrollo turístico, incluso suspendiendo una reunión de coordinación que se iba a realizar con las autoridades locales y comunales de la provincia de Huaylas.

La población de Caraz, a través de todas sus instituciones y con la participación de las Comunidades Campesinas directamente involucradas en esta amenaza, se han puesto en pie de guerra, anunciando a través de movilizaciones, que no permitirán se concrete este proyecto de la empresa chilena y que no aceptarán la intimidación de ninguna autoridad.