Pro Transporte incautó en los últimos meses 300 tarjetas del Metropolitano destinadas a escolares y universitarios, quienes pagan tarifa preferencial. Estas tarjetas eran mal utilizadas por otras personas que serán denunciadas por usurpación de identidad.

Los inescrupulosos pasajeros pretendían burlar los controles de ingreso en las estaciones y suplantar la identidad de los titulares de las tarjetas, con la intención de pagar S/. 0,25 en las rutas troncales y S/. 1.25 en las alimentadoras.

Según el artículo 438 del Código Penal, el delito de falsedad genérica en la modalidad de usurpación de nombre es sancionado con una pena privativa de la libertad de hasta 4 años.

Las tarjetas preferenciales del Metropolitano son de uso exclusivo e intransferible. Para obtenerlas, los usuarios deben presentar los documentos que acrediten su condición de estudiantes universitarios o escolares.