Humala llegó al poder para cambiar el Perú, pero el Perú lo cambió a él”

Para el director de Hildebrandt en sus Trece, por medio de su columna semanal, la debacle del Gobierno se veía venir, incluyendo sucesos como la salida de congresistas de la bancada y la derogación del Régimen Laboral Juvenil. “Humala llegó al Poder para cambiar el Perú. El Perú lo ha cambiado a él

Para el director de Hildebrandt en sus Trece, por medio de su columna semanal, la debacle del Gobierno se veía venir, incluyendo sucesos como la salida de congresistas de la bancada y la derogación del Régimen Laboral Juvenil.
“Humala llegó al Poder para cambiar el Perú. El Perú lo ha cambiado a él.

Ahora es este hombre que farfulla excusas, que se enreda en naderías, que no tiene para qué luchar y que, sin embargo, parece siempre tenso y dispuesto a decir algo decisivo. Aunque soñó con ser Velasco, hoy es un poco Sánchez Cerro con una pincelada de Odría. Es el edecán de Benavides”, indica el periodista.

-“El ficticio partido que manejaba la hechiza presidenta Nadine Heredia ha dejado de existir. La mayoría congresal se desmoronó. La disciplina del grupo ha colapsado. Humala se asoma a una ventana de Palacio y lo que ve es hostilidad. Se la ha ganado a pulso. Los que creyeron en él lo desprecian. Los que deberían estar agradecidos lo bombardean a diario desde su prensa concentrada. Los muchachos, en formación de combate, le derogan la ley pulpín. La derrota es completa”.