Una banda de extorsionadores quemó un microbús de la empresa Virgen de la Puerta, que hace la ruta Víctor Larco-Trujillo-Florencia de Mora, en pleno terminal ubicado en la calle Los Desamparados, en Buenos Aires, ciudad de Trujillo (La Libertad).

Los delincuentes sorprendieron al chofer y cobrador, quienes se disponían a iniciar su jornada laboral en plena madrugada.

Rociaron de gasolina el vehículo con capacidad para 32 pasajeros, mientras exigían pagar cupos para dejarlos trabajar.

La unidad empezó arder en llamas, y afortunadamente llegaron agentes de seguridad ciudadana para ayudar evitar que el fuego se propague.

Los hampones logaron escapar trepando las paredes, en tanto los afectados denunciaron que los delincuentes exigen una fuerte suma de dinero a cambio de una supuesta «vigilancia».