(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Crece la hipótesis que la hija del alcalde Burgos y acompañante fueron víctimas de atentado

Es inimaginable el dolor que la muerte del joven Anthony Caballero Zúñiga y de la joven Vanessa Allison Burgos ha dejado en sus familias, porque se trata de dos jóvenes universitarios emprendedores que gozaban del afecto incondicional de sus familiares.

HIJA DE BURGOSEs inimaginable el dolor que la muerte del joven Anthony Caballero Zúñiga y de la joven Vanessa Allison Burgos ha dejado en sus familias, porque se trata de dos jóvenes universitarios emprendedores que gozaban del afecto incondicional de sus familiares.

En el caso del Sr. Burgos, no se puede imaginar el dolor de perder violentamente a dos hijos en menos de un año y en el caso de la familia Caballero, no es solo el dolor sino la seguridad de que ambos jóvenes perdieron la vida a consecuencia de un premeditado y alevoso atentado.

Anthony procede de una familia de expertos mecánicos que desde sus ancestros están acostumbrados a los vehículos, que han sabido manejar incluso antes de aprender a hablar. La cronología se remonta al reconocido bisabuelo Mario Sánchez, pasando por el abuelo Antonio Caballero y el padre del mismo nombre.

Es casi infantil que se diga que ese experto piloto se excedió de velocidad. Además ya está descartada la posibilidad de que haya manejado en estado etílico porque el dosaje salió negativo.

Hay una sola incuestionable verdad, los perseguían para matarlos y lograron impactarlos en la persecución. La prueba son las piezas encontradas arriba en la pista. No quedaron ahí por arte de magia.

La hipótesis del atentado cuenta con muchos argumentos de peso que la policía debe investigar para dar con los asesinos. El más elemental espíritu de justicia así lo exige.

A %d blogueros les gusta esto: