(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Cedro alerta que ciberbulling motiva el suicidio en adolescentes.

Lo preocupante es que este tipo de hostigamiento, que se da a través de las redes sociales, es uno de los factores de suicidio de adolescentes.

Jorge Arnao, psicólogo de Cedro, señaló que “el ciberbullying va en aumento en la medida en que cada vez hay más adolescentes que acceden a las redes sociales”.

Lo preocupante es que este tipo de hostigamiento, que se da a través de las redes sociales, es uno de los factores de suicidio de adolescentes.

El especialista explicó que este fenómeno se manifiesta de diversas formas. De acuerdo a la encuesta a escolares de entre 12 y 17 años –de nueve ciudades del país–, el 24% se da a través de la publicación de fotos retocadas e insultos, el 23% por memes y el 16% mediante comentarios ofensivos.

Otro 16% por discusiones a través de Facebook, un 7% por publicación de videos personales, entre otros, según explicó Arnao.

DIFERENTE A ‘BULLYING’

Un factor que diferencia al ciberbullying del bullying es el anonimato del agresor que se da en el primer caso. Esto hace que este tenga la sensación de que no será descubierto, por lo que no mide las consecuencias de sus actos.

Se ha determinado que, en el 77% de casos, los motivos de hostigamiento fueron por discriminación física y sexual. Así, 55% son burlas por características físicas y 22% por el color de la piel.

“Esto refleja la falta de identidad que existe en nuestra sociedad. Es urgente iniciar campañas”, advirtió el especialista. Otro punto que destacó Arnao es que en los casos de ciberbullying se presenta con mucha frecuencia la suplantación de identidad.

Además, “está la permanencia del hostigamiento, es decir, mientras el bullying se da en un determinado momento, el ciberbullying se presenta las 24 horas del día a través de las redes sociales, día y noche”, agregó.

El perfil de la víctima de ciberbullying es el mismo que en el caso de bullying: chicos tímidos y tranquilos. El tema cambia en el caso de los agresores. Estos suelen ser adolescentes que dominan las redes sociales y que tienen cierto nivel de tecnología. “Son digitalmente competitivos”, señaló Arnao.

A %d blogueros les gusta esto: