Bolivia: Activistas piden declarar alerta por violencia contra la mujer.

Organizaciones de mujeres bolivianas marcharon este lunes en La Paz para pedir que se declare la alerta en el país ante el alto número de feminicidios que se registran y exigir la dimisión de varios candidatos a las próximas elecciones que han efectuado supuestas declaraciones machistas.
Bolivia: Activistas piden declarar alerta por violencia contra la mujer.

Organizaciones de mujeres bolivianas marcharon este lunes en La Paz para pedir que se declare la alerta en el país ante el alto número de feminicidios que se registran y exigir la dimisión de varios candidatos a las próximas elecciones que han efectuado supuestas declaraciones machistas.

Decenas de personas, entre las que se encontraban víctimas de agresiones, se concentraron en el centro paceño para repudiar la violencia machista en Bolivia, el país latinoamericano con mayores índices de violencia física hacia las mujeres y el segundo en violencia sexual después de Haití, según el Programa ONU-Mujeres.

«Vemos una oleada de expresiones machistas en nuestra sociedad en un periodo electoral cuando más bien estos políticos deberían estar dándonos ejemplo de cómo se va legislar y cómo se van a hacer políticas publicas para las mujeres«, denunció la activista Lourdes Montero, una de las organizadoras de la concentración.

Montero reclamó coherencia a los candidatos porque, a su juicio, «no puede ser que sigamos apoyando leyes en contra de la violencia y ellos no tengan ninguna sensibilidad».

La activista se refirió así a la indignación generada por las declaraciones machistas del candidato a senador por el partido oficialista Ciro Zabala, quien afirmó que las jóvenes que visten de forma provocativa y se emborrachan «se exponen a que se cometa el delito».

Además, en los últimos días la prensa difundió dos grabaciones en las que supuestamente el mandatario Evo Morales y el candidato presidencial Samuel Doria Medina hacen comentarios ofensivos hacia las mujeres.

Entre las participantes en la marcha también estaba la joven Carolina Cusi, de 21 años y que quedó en silla de ruedas tras ser atacada por su pareja, que ahora se encuentra en prisión.

«Quiero que haya justicia. Él tiene que cambiarme los pañales, él esta feliz en la cárcel cautelarmente. Tiene que salir y resarcir los daños que ha ocasionado«, dijo Cusi a Efe.

Familiares de mujeres asesinadas se sumaron asimismo a la protesta, reclamaron justicia y cargaron a hombros cruces moradas con los nombres y las fotografías de víctimas de feminicidio.

«Asesinos, violadores a la cárcel«, gritaron, y recitaron uno a uno los nombres de mujeres cuyas muertes quedaron impunes.

A la marcha se unió también la Defensoría del Pueblo, órgano que ha llamado reiteradamente la atención sobre las altas cifras de feminicidio en Bolivia.

El Defensor de Pueblo, Rolando Villena, pidió al Gobierno declarar «alerta máxima contra la violencia a las mujeres en todo el país, y como mecanismo de emergencia para enfrentar las causas de esta pandemia que está afectando a más de la mitad de la población boliviana».

Según datos del Centro de Información de la Mujer, en el primer semestre de 2014 murieron en el país 98 mujeres, 59 de ellas a manos de sus parejas o exparejas, y el resto en crímenes atribuidos a la inseguridad ciudadana.

El Gobierno boliviano promulgó en marzo del año pasado la Ley para Garantizar a las Mujeres una Vida Libre de Violencia, que tipifica dicho crimen como el asesinato de una mujer por su condición de mujer y lo castiga con la pena más alta de la legislación boliviana, 30 años de prisión sin indulto.

Sin embargo, desde la entrada en vigor de la ley, apenas se han dictado sentencias por feminicidio y no se han reducido los índices de violencia machista en el país.