Alcaldesa Villarán alista cartera de inversión por 7 mil millones de soles tras revocación

Lima ha pasado por un trance que nunca debió ocurrir, pero ha triunfado la razón, el sentido común, el amor por Lima y la sabiduría del pueblo

SusanaUna cartera de inversión privada por 7 mil millones de soles alista la Municipalidad de Lima para obras en la ciudad, según adelantó la alcaldesa Susana Villarán, quien fue ratificada en el cargo tras la consulta de revocación. Sin embargo, esta dejaría fuera a unos 19 regidores de mayoría.

“Los 7.000 millones de soles que ya se están implementando son inversión privada que se va a materializar en la ciudad a través de asociaciones público-privadas. Esto se va a estar ejecutando a través de empresas y consorcios que van a hacer los expedientes técnicos y estudios bajo las reglas de inversión privadas”, afirmó el gerente general de la comuna, José Miguel Castro.

Durante una rueda de prensa con corresponsales extranjeros en Lima, Villarán y un grupo de funcionarios del municipio también señalaron que se busca colocar bonos en el país y en el extranjero a través de Citigroup para generar mayores fondos.

“Hemos dicho que habrá 520 millones de soles que van a ser emitidos en el mercado local e internacional […] Para eso, vamos a realizar un roadshow (gira) en mayo en las principales plazas de Latinoamérica y algunas de Estados Unidos y Europa vendiendo los proyectos de inversiones que van a ser financiados a través de estos bonos”, afirmó Castro.

Aunque las cifras oficiales tras la consulta popular de revocación del 17 de marzo pasado aún no están listas, la alcaldesa no ha perdido el optimismo y señaló que se pronunciará ante la inminente salida de varios regidores de su partido cuando tenga el acta correspondiente.

“Lima ha pasado por un trance que nunca debió ocurrir, pero ha triunfado la razón, el sentido común, el amor por Lima y la sabiduría del pueblo frente a quienes quisieron utilizar la Municipalidad de Lima como un trampolín para ambiciones personales”, sostuvo Villarán.

Los opositores de la alcaldesa presentaron las firmas necesarias para convocar un proceso de revocación en su contra y en la de sus 39 regidores aduciendo la “ineficiencia” de su gestión.

Para Villarán, sus opositores han sido desenmascarados como personas cuyos intereses “se vieron afectados por un Gobierno considerado honesto”, que puso información de contrataciones y proveedores de forma transparente, cuando antes “estaba en la penumbra”.

La burgomaestre indicó que “los perdedores” tras el referendo de revocación fueron los grupos que apoyaron la opción del Sí, que buscaba su salida de la municipalidad.

Villarán señaló que pese a que “desde el primer momento hubo vientos en contra”, no se arrepiente de haber postulado a la alcaldía capitalina en 2010 y que continuará con los ejes de su gestión: “Ordenar la ciudad y hacer una Lima más justa”.

La alcaldesa reconoció que una de sus principales fallas fue la comunicación directa con los ciudadanos y que en este nuevo rumbo de su mandato demostrará que ha aprendido a escucharlos.

El Comercio