CLIC MAS INFO

Rolando Arellano: ¿Y si dejamos de ver a los campesinos como ‘ignorantes’ y ‘manipulables’?

¿Qué tan correcta es la lógica de que la población se resiste a entender los beneficios de la minería? Es la pregunta que hace Arellano. Director de Arellano Marketing parece dar en el clavo con su análisis titulado «La minería y el Mercado». En el Perú se dan dos grandes conflictos sociales, uno en Cajamarca y otro en Espinar, Cusco.

Dentro del análisis de los recientes conflictos sociales (Espinar y Cajamarca) se repite mucho la tesis de que los campesinos que protestan son, por lo menos en su mayoría, personas de bajo nivel educativo (ignorantes) que se dejan llevar (manipulables) por líderes aprovechadores.

¿Qué tan cierta es esta premisa? Sobre el tema escribió hoy Rolando Arellano, conocido experto en temas de consumo, en su blog:
«Sería bueno desterrar esa idea de los “campesinos ignorantes y manipulables”, cuando en general son sólo personas con maneras de pensar distintas a las nuestras. El que sean menos educados no significa que sean menos inteligentes. (…) En fin, si a veces la urgencia del corto plazo exige reacciones fuertes, creemos que el gobierno y las mineras sólo detendrán los conflictos si parten de una comprensión profunda de las comunidades y sus dirigentes, sin prejuicios ni estereotipos. Y buscan negociar con ellos de la misma manera que lo hacen las empresas serias con sus clientes en el mercado», escribe.

LA LÓGICA COMERCIAL EN LOS PROBLEMAS MINEROS
Arellano es un experto que comenta de forma clara y además en su post de hoy intenta explicar el problema minero según la lógica comercial, comparando una empresa de venta de artefactos, que es capaz de ofrecer por ejemplo, una lavadora con buen diseño, pero con poca rapidez…(dice el texto):

«Usando la lógica comercial a los problemas mineros, conviene analizar primeramente si, como en las lavadoras, lo que el gobierno o las mineras ofrecen a la población es lo que ella espera. Quizás le ofrecen sólo dinero, cuando ella apreciaría más capacitación para mejorar sus chacras. O tal vez les dan casas nuevas y más cómodas, pero exigiéndoles que dejen las antiguas, que están cerca del cementerio o de la laguna de sus antepasados, lo que es poco negociable», analiza el director de Arellano Marketing.

Finalmente se pregunta si acaso la empresa minera parte del conflicto se comunica correctamente con la comunidad: Tal vez piensen que “acercarse a ellos” es simplemente no usar corbata, pero tengan actitudes, lenguaje, o acento citadino, poco apreciado. O utilizan únicamente medios indirectos, cuando ellos esperan una comunicación personal y cercana», refirió.

Fuente: La República