CLIC MAS INFO

Perú avanza en el mapeo de carbono gracias a tecnología de alta resolución.

• Ministerio del Ambiente, MINAM, y la Institución Carnegie afianzan el camino para un monitoreo más preciso del almacenamiento de carbono en el marco de la iniciativa REDD de Reducción de Emisiones por Deforestación y Degradación.

• Resultados de este estudio estarán disponibles en el GEOSERVIDOR del Ministerio del Ambiente

Gracias a tecnología de punta que combina el mapeo satelital, la tecnología Lida aerotransportada, y estudios a nivel de parcelas, los científicos del Departamento de Ecología Global del Instituto Carnegie y especialistas del Ministerio del Ambiente, han revelado los primeros mapas en alta resolución de carbono almacenado en la vegetación de los bosques tropicales peruanos.

Estos nuevos mapas marcan el camino para el monitoreo preciso del almacenamiento de carbono y emisiones en el marco de la propuesta de las Naciones Unidas para la Reducción de Emisiones por Deforestación y Degradación (REDD). Los avances de este estudio están disponibles en el Geoservidor del Ministerio del Ambiente, en virtud a un convenio sostenido con la Institución Carnegie.

El convenio suscrito por ambas instituciones ha permitido capacitar a personal del Viceministerio de Desarrollo Estratégico de los Recursos Naturales del MINAM en la evaluación de la deforestación y perturbación de bosques con aplicación de imágenes de satélite; la transferencia tecnológica para el uso del software CLASLITE e imágenes satelitales que han sido instaladas en los equipos del Ministerio del Ambiente como parte del programa de apoyo a capacidades regionales de Carnegie.

“En el marco del convenio también se ejecutó un proyecto piloto para obtener cálculos del stock y emisiones de carbono de 1999 hasta 2009 en la región Madre de Dios, el cual ha sido recientemente publicado en la revista del PNAS (Proceedings of the National Academy of Sciences of the United States of America)”, asegura la Ing. Doris Rueda, Directora General de Ordenamiento Territorial del Ministerio del Ambiente.

El estudio abarcó más de 42.994 Km2 de la Amazonía peruana – un área que equivale, aproximadamente, en tamaño a Suiza. Los investigadores mapearon tipos de vegetación y perturbación por satélite, para lo cual desarrollaron mapas de estructura de la vegetación en 3-D usando el sistema LIDAR con el Observatorio Carnegie Aerotransportado, junto a otras acciones en la que participaron organizaciones no gubernamentales del Perú.

«Encontramos que el total de almacenamiento de carbono de los bosques regionales fue de unos 395 millones de toneladas y las emisiones alcanzaron cerca de 630.000 toneladas métricas por año», explicó el autor principal de este estudio, Greg Asner. «Trabajando con nuestros socios de MINAM y WWF, hemos mostrado que es posible el monitoreo de existencias de carbono y emisiones en alta resolución para vastas zonas de la Amazonía occidental. Al hacerlo descubrimos una variación ecológica única que nos ha permitido entender mejor el rol de la toma de decisiones sobre el uso de la tierra al determinar la cantidad de carbono emitido por los bosques a la atmósfera. Este es un resultado ganar-ganar para la ciencia y el ordenamiento del territorio”.

Los científicos también encontraron que la pavimentación de la Carretera Interoceánica, en combinación con la tala selectiva y la extracción de oro provocaron un aumento de las emisiones por deforestación en más de un 61% en 2009, mientras que las emisiones por degradación se duplicaron. La degradación forestal solamente aumentó en un 47% las emisiones de carbono regionales. Sin embargo, los investigadores fueron capaces de detectar un 18% de compensación de estas emisiones regionales por el crecimiento de bosque en tierras anteriormente deforestadas y abandonadas.

La implementación de esta tecnología, es de vital importancia para el Perú y, particularmente, para la iniciativa REDD, que requerirá de alta precisión y resolución en las mediciones de emisiones para frenar la deforestación y la degradación.