CLIC MAS INFO

Municipio provincial de Huaura procedió a tapiar con concreto discoteca Mantra en Huacho

A pesar de estar clausurada por no contar con licencia de funcionamiento ni certificado de Defensa Civil y seguir funcionando todos los fines de semana, la Municipalidad Provincial de Huaura procedió a tapiar con concreto armado las puertas de ingreso de la discoteca Mantra, en la ciudad Huacho.

En más de una oportunidad, la comuna provincial exhortó a los dueños para ponerse a derecho y velar por la seguridad de los asistentes, sin embargo, hicieron caso omiso a las notificaciones municipales y continuaron funcionando los últimos días, en sus instalaciones ubicadas en Calle Sáenz Peña Nº 685.

Según se conoció, el establecimiento nocturno era regentado por David Díaz Bardales y su cierre definitivo se debió a que pone en riesgo la seguridad pública, según se constató en los operativos efectuados anteriormente.

La diligencia, que se inició a partir de las 7:00 am, fue encabezada por el Ejecutor Coactivo de la comuna provincial Dr. Lisandro Salas Barrón, junto al Jefe de Seguridad Ciudadana Javier Salas Ramírez, así como del área de fiscalización y contó con el apoyo de la Policía Nacional, quienes garantizaron que la intervención se desarrollara de manera pacífica.

No obstante, se advirtió que de pretender la reapertura de su local se procederá a la denuncia de los propietarios ante el Ministerio Público por desobediencia y resistencia a la autoridad.

Mientras tanto, se instaló un contingente de hombres de azules quienes resguardarán el lugar, a fin de que se cumpla -durante los próximos días- las disposiciones municipales.

Hay que recordar que esta no es la primera acción de fuerza que realiza la institución edil, a través del área de Ejecutoria Coactiva, anteriormente ya ha tapiado otros locales, luego de haberse agotado la vía administrativa.

En tanto, se hace un llamado a los propietarios de negocios, que funcionan en nuestra jurisdicción, para que regularicen su situación en caso obvien o hagan caso omiso a las normas municipales y evitar que se ordene la colocación de una pared de ladrillo en la puerta de ingreso al local.