CLIC MAS INFO

Hallan cadáver de montañero español en precipicio de Cajatambo

La Policía halló el cadáver del montañero español Ignacio García Romanillos en un abismo de unos 100 metros de profundidad, en la localidad de Cajatambo, en la sierra de la región de Lima, informaron fuentes policiales.

El coronel Demetrio Pérez Vargas, jefe de la Policía Regional de Áncash (colindante con Lima), dijo a Efe que al parecer el joven, cuyo cuerpo fue hallado ayer por la tarde en Cajatambo, «habría resbalado y caído al precipicio».

El cuerpo de García Romanillos, de 34 años, ya fue trasladado a la morgue del hospital de la ciudad costeña de Barranca, a unos 173 kilómetros al norte de Lima, para la necropsia de ley, agregó la fuente.

El jefe policial indicó que las autoridades peruanas y españolas realizan las coordinaciones necesarias para la pronta repatriación del cuerpo.

García Romanillos se encontraba practicando montañismo en la cadena nevada de Huayhuash, en la región de Áncash y la última vez que se le vio con vida fue el 31 de agosto pasado.

«Salió a hacer una caminata el día 31 (de agosto) y con fecha 3 (de septiembre) había quedado en encontrarse en otro sitio y el no llegó», relató el coronel Pérez Vargas.

Desde entonces, la policía de alta montaña envió dos patrullas de agentes, con un total de 10 hombres, hacia las rutas de acceso y salida del Huayhuash, para ubicar a García Romanillos.

La cordillera Huayhuash, conocida también como la «escalera al cielo», es una de las preferidas para hacer caminatas a un promedio de 4.000 metros de altura por una ruta de 165 kilómetros que se completan en una semana atravesando lagunas y nevados.

Los nevados de la Cordillera Blanca son visitados por expedicionarios de todo el mundo, pero también son lugar de alto riesgo por el riesgo de avalanchas y accidentes fatales.

En julio pasado, los montañistas españoles Daniel Crespo, de 27 años, y Alejandro Bonilla, de 26 años, fallecieron a consecuencia de una avalancha en el nevado Chacraraju, ubicado en esa zona, cuando lo escalaban por la pared más compleja y peligrosa.

RPP