CLIC MAS INFO

Extienden a 24 horas detención en casos de flagrancia

El Pleno del Congreso aprobó por unanimidad (91 votos) el proyecto de ley que define el concepto de flagrancia y autoriza a la policía

El Pleno del Congreso aprobó por unanimidad (91 votos) el proyecto de ley que define el concepto de flagrancia y autoriza a la policía para detener, sin mandato judicial, a los presuntos autores de un delito dentro de las 24 horas siguientes de producido el hecho punible.

El proyecto aprobado indica que la detención policial sin mandato judicial es procedente cuando el autor del ilícito ha sido expresamente reconocido por el agraviado, por otra persona, a través de un medio audiovisual, u otro medio tecnológico que permita su reconocimiento.

La sesión matinal del Pleno se inició a las 10 y 13 minutos con 78 congresistas presentes y fue conducida por el presidente del Congreso, César Zumaeta Flores, quien invitó al presidente de la Comisión de Justicia y Derechos Humanos, Rolando Sousa (GPF), para que sustente el texto sustitutorio del proyecto.

Durante la sustentación, el presidente de la Comisión de Justicia indicó que actualmente el delincuente no puede ser detenido por la difusa legislación existente. “La actual regulación de la flagrancia excluye la posibilidad de detención sin mandato judicial, a pesar de que los autores puedan estar plenamente identificados. Para ello se propone modificar la redacción del artículo 259 del Código Procesal Penal, con ello la Policía Nacional podrá ser más eficaz”, expresó.

Iniciado el debate, intervino el congresista Isaac Mekler (AN) quien manifestó que “este es un proyecto que ayuda a luchar contra la criminalidad, pero debería agregarse un párrafo que permita proteger y ‘blindar’ a los policías, y evitar que los delincuentes enjuicien a los agentes del orden”, sostuvo.

Luego intervinieron los congresistas Juan Eguren (UN) y Javier Bedoya (UN) quienes señalaron que el Tribunal Constitucional ya ha definido el concepto de flagrancia en una sentencia, por lo que establecer un nuevo principio de ‘cuasi flagrancia’, no contemplado en la Constitución, convertía la propuesta normativa en ineficaz. Solicitaron que el proyecto sea previamente debatido y estudiado en las comisiones de Justicia y de Constitución.

Por su parte, Fredy Otárola (GPN) afirmó que “el proyecto desarrolla el principio de flagrancia y que no es cuestionable constitucionalmente, porque en la Constitución no hay la figura de flagrancia. Mi grupo parlamentario está comprometido con la seguridad ciudadana y va a apoyar esta iniciativa”, indicó.

A su turno, Mauricio Mulder (PAP) dijo que “esta propuesta no choca con las sentencias del Tribunal Constitucional, por el contrario, se define los plazos del principio de inmediatez. ¿Quién podría decir que 24 horas después de cometido un delito no es inmediato?, preguntó.

También intervinieron durante el debate los congresistas Luisa Cuculiza (GPF), Cecilia Chacón (GPF), Fredy Otárola (GPN), Víctor Mayorga (GPN), Martín Amado Rivas (GPN), Tomás Zamudio (GPN), Aurelio Pastor (PAP), José Urquizo (GPN), Ricardo Belmont (AP), Pedro Santos (GPN), María Sumire (GPN), Hilaria Supa (GPN), y José Saldaña (AN), quienes expresaron su conformidad con la propuesta y resaltaron lo urgente que resulta frente a los problemas de seguridad ciudadana existentes.

Asimismo, hicieron uso de la palabra los congresistas Aldo Estrada (UPP), Yonhy Lescano (AP) quienes, señalando su acuerdo con la propuesta, consideraron conveniente que se produzca un cuarto intermedio para revisar la norma de manera más detenida.

Culminado el debate, el congresista Bedoya de Vivanco desistió de su cuestión previa e informó que su grupo iba a votar a favor de la norma a pesar de las objeciones y cuestionamientos que se habían realizado durante el debate.

Durante la intervención final, Sousa Huanambal indicó que la inmediatez no está definida en la Constitución, ni en la ley, por lo que no es cuestionable su legalidad. Responde a un reclamo ciudadano y representa una respuesta inmediata a un justo reclamo. Señaló algunas correcciones y precisó los últimos cambios.

Siendo las 12 y 14 minutos, el Titular del Parlamento dio el punto por debatido y sometió a votación el texto sustitutorio, siendo aprobado por unanimidad. Con la misma asistencia se le exoneró de segunda votación con 83 votos a favor y tres abstenciones