CLIC MAS INFO

Escándalos suscitados en la comuna de Cañete, no le hacen ningún favor a la candidata María Montoya

Los escándalos suscitados con el uso de los móviles celulares donde “mal acostumbró” Javier Alvarado a sus regidores y funcionarios pagando miles de dólares mensuales donde conchudamente” continúan usando el aparato, son votos en contra para María Montoya.

Los últimos escándalos suscitados en la Municipalidad Provincial de Cañete, no le hace ningún favor a la profesora María Montoya Conde, candidata a la alcaldía de la Municipalidad Provincial de Cañete del movimiento regional Patria Joven.

Si bien es una de las serias aspirantes al sillón municipal que dejará el alcalde accecisatario, José Espinoza Peña, empero su posición no tan clara, frente a la ruma de denuncias que salen hoy a luz, demuestra que será meramente el continuismo de la “ desastrosa” de Javier Alvarado.

El “matrimonio político” con Patria Joven, cuyo líder fue su más encarnizado contendor político de las pasadas elecciones municipales donde perdió por escasos votos, tampoco ha sido bien visto por muchos de sus seguidores.

Los escándalos suscitados con el uso de los móviles celulares donde “mal acostumbró” Javier Alvarado a sus regidores y funcionarios pagando miles de dólares mensuales donde conchudamente” continúan usando el aparato, son votos en contra para María Montoya.

El tal “Guanus” que funge de administrador de la comuna de Cañete, a pesar de las múltiples denuncias que pesan en su contra, sigue siendo el hombre de confianza del desubicado alcalde de Cañete, José Espinoza Peña.

Este personaje, al más puro estilo de Klar Kent, sin que nadie le diga nada, saca dinero de las arcas del concejo en forma adiestra y siniestra, sin rendir el balance correspondiente de sus gastos ante el aplauso de los regidores y del Órgano de Control Interno que no fiscalizan menos controlan la plata del pueblo.

El caso del “embargo” a las cuentas de Telefónica, cuyos montos no están esclarecidos y en donde involucran a los candidatos del “torito” José Arias Chumpitaz, Javier Alvarado y Liliana Torres, es otro tema que le hace mucha sombra a Montoya.

Pero, fue “de ripley” cuando en un programa periodístico, adelantó su juicio dudando que la Familia Rizo Patrón, esté involucrado en presuntos actos de sobrevaloración en la compra – venta de terrenos en San Luis, cuando el caso se ventila en el Poder Judicial.

Mejor, lo dejamos, ahí. Pero, si la profesora María Montoya, quiere lidiar bien con las “travesuras” que realizó la gente de confianza del “torito” en los cuatros años de gobierno edil, tendrá que fijar una posición firme y no obsecuente.

Aunque muchos señalan que fue “capturada” por la gente de Patria Joven, “hubo arreglo bajo la mesa”, amen de hipótesis que se escuchan en los pasillos políticos, lo cierto es que para muchos entendidos, María Montoya, no debió ir en alianza con Javier Alvarado.

Nadie está en contra de la candidata María Montoya quien es una bella persona, excelente profesional, una madre de familia respetable y una amable comerciante de la otrora “paradita” de Imperial, pero como política aún le falta madurar.

Wilfredo Cayllahua León