CLIC MAS INFO

A 47 días de las elecciones en Lima, mucho ruido y pocas nueces sin novedad en el frente.

Si la tacha a Alexander Kouri es ratificada por el JNE, habrá cambios en los resultados electorales pero no cambios en las tendencias. Si la tacha a Kouri fuera desestimada por el JNE, las tendencias, igualmente, serían las mismas.

Sin Alex Kouri, Lourdes Flores suma 8 puntos, pasando a tener 42% de los votos, aproximadamente. Susana Villarán sube a 14 %, dejando atrás a Humberto Lay (9%) y, a Fernando Andrade (5%), Gonzalo Alegría (2%) y a Luis Iberico (1%). Ya están fuera de la contienda Carlos Roca y María Eugenia de la Puente. Siguen Raúl Canelo y Felipe Castillo, que aparecen en el rubro otros.

Los indecisos son entre el 25% y el 30%. En algunas encuestas son menos. Esa es la tendencia en Latinoamérica y en el Perú a 50 días de las elecciones. No es nada nuevo. El 25 % de los electores decide su voto las dos últimas semanas. Incluso, deciden en la fila electoral.

Entonces, un análisis sereno, nos dice que las tendencias están muy claras y que difícilmente cambiarán.

Si Álex Kouri postulara, la diferencia entre él y Lourdes Flores, sería de 14 puntos a favor de Lourdes.

Si no postulara Kouri, la diferencia entre Lourdes y Susana, sería de 37 por ciento, a favor de Lourdes.

Por hacer noticia, se venden ilusiones, porque se necesitan titulares tanto en la TV, radio como en los medios impresos.

Pero, las encuestas serias son muy claras.

Sin embargo, sí habrá una disputa entre los candidatos que van del segundo al quinto lugar, en el intento de obtener una votación significativa.

Susana Villarán a propuesto, insólitamente, una candidatura única en la que ella, obviamente, sería la candidata.

Gonzalo Alegría de Acción Popular, ha fundamentado que él rechaza la candidatura de Susana Villarán porque ésta lleva una mochila muy pesada (palabras de Alegría): trostkistas, maoístas, marxistas-leninistas, comunistas de Patria Roja y comunistas de “Lima para Todos”, organismo de fachada de otro partido comunista y que, según Alegría, fue un grupo rechazado por Ollanta Humala porque los consideró muy radicales. Gonzalo Alegría añade, que es imposible llegar a una candidatura única como ha propuesto Susana Villarán, y que no está dispuesto a subirse a “una combi” con tantos comunistas que según él, manejarían a Susana.

De otro lado, Fernando Andrade, ha declarado que tampoco está de acuerdo con una candidatura única y que piensa luchar por ganar porque las condiciones son mejores si no está Álex Kouri.

Luis Iberico ha expresado que no es el momento de conversar sobre candidaturas únicas. Siendo Iberico un hombre de izquierda, no sabemos si está o no de acuerdo, con dejar la carrera electoral a Susana Villarán. Hasta donde sabemos Patria Roja y otro de los partidos comunistas (Lima para todos) fueron un obstáculo para llegar a un acuerdo con Alianza para El Progreso (APP).

Entonces, la posibilidad de una candidatura única propuesta por Susana Villarán para derrotar a Lourdes Flores no prosperaría y se acentuaría la disputa entre los que están cerca en votación a Susana por ganar el segundo lugar o ganarle a Lourdes Flores

Dicho sea de paso, Lourdes Flores, en todas las encuestas, se mantiene en el primer lugar, puntos más, puntos menos con Kouri o sin él.

DE otro lado, hay temas controvertidos. Uno de ellos es la legalización de la venta de la marihuana. No sabemos si Iberico, Alegría y Andrade están de acuerdo. Humberto Lay ha rechazado tajantemente esta propuesta. ¿Es atinado proponer la legalización de la marihuana cuando los pandilleros y uno de los criminales que dejó parapléjica a la niña Romina, declaró estar drogado con una mezcla de marihuana y pasta básica de cocaína cuando disparó contra ella?

Todos los estudiosos saben que la marihuana es la droga de inicio para pasar a otras drogas. ¿Es atinado plantear un tema de esta naturaleza en la campaña electoral municipal? De otro lado, si el 70% de los limeños declaran no estar a favor de los matrimonios gay, ¿es necesario defender una alternativa como esa, cuando muchos gays están de acuerdo con uniones civiles pero que no se llamen matrimonio? ¿Es necesario ponerse de felpudo del inefable Jaime Bayly y aceptar sus caprichos para intentar subir en las encuestas?

Es evidente, que los temas que propone Bayly son atractivos para la prensa porque en un país subdesarrollado (“el subdesarrollo está en la mente”) el escándalo y la procacidad envuelta de “elegancia” vende, pero los temas están desenfocados. Los verdaderos problemas de Lima no se discuten. Vivimos la hoguera de las vanidades y el figuretismo extremo.

Por ello, los debates electorales serán claves. Si en los debates se expresan con claridad las posiciones, podríamos afirmar que en estos días ha habido mucho ruido y pocas nueces, y que todo sigue sin novedad en el frente. Las tendencias se mantienen y se acentúan. Pese al terrorismo de imagen, a las campañas de demolición y a los que se suman al juego de las medias verdades y de las mentiras por cálculo político o por daltonismo consciente, las tendencias se mantienen.

Por: Oswaldo Carpio Villegas