CLIC MAS INFO

Shakira, Juanes, KNaan, abrieron la fiesta sudafricana.

La cita arrancó puntualísima con la trompeta del sudafricano Hugh Masekela y su banda. A los pocos minutos aparecieron sobre el escenario los dos presidentes: Jacob Zuma de Sudáfrica.

Shakira llenó de ritmo y sensualidad la apertura del Mundial.

Una explosión de color, sonidos y entusiasmo. Una FIESTA con mayúsculas a la que no faltó nadie. Y en la que todos se quedaron con ganas de más. Así fue el concierto pre-inaugural de la Copa del Mundo, en la que deslumbraron por igual artistas de todos los rincones: latinos, anglosajones y africanos, encabezados por los colombianos Shakira, Juanes y el somalí K´Naan.

WWW. No es una dirección de Internet, sino lo que más se escuchó en la noche sudafricana. A puro «Waka Waka» y «Wavin Flag», decenas de miles personas bailaron en el estado Orlando de Soweto, cerca de donde vivió Nelson Mandela.

La cita arrancó puntualísima con la trompeta del sudafricano Hugh Masekela y su banda. A los pocos minutos aparecieron sobre el escenario los dos presidentes: Jacob Zuma de Sudáfrica y Sepp Blatter, de la FIFA. «Estoy muy feliz de estar esta noche en Soweto. Es el puntapié inicial del torneo. El fútbol no es solo un juego, es conectar gente», dijo Blatter y destacó uno de los retos de Sudáfrica y el mundo: «Educación para todos», pidió.

«Quiero decir que Sudáfrica esta muy feliz de ser el anfitrión de la Copa del mundo. Queremos agradecer ala FIFA por elegirnos y por organizar la primera copa del mundo en el continente africano. Quiero agradecerles a los sudafricanos por recibir a los visitantes de manera tan cálida y pedirles que muestren esta calidez durante todo el torneo», dijo a su turno el presidente Zuma.

Tras pasar un video de Goal1, la iniciativa que busca expandir la educación en Sudáfrica y en otros países necesitados, subieron al escenario los Black Eyed Peas. Su «I gotta a feeling» fue el tema más festejado por el público .

Amadou y Mariam fueron otros de los artistas africanos (malineses) que pusieron sus voces y sus bailarinas ajustadas en brillantes trajes azul eléctrico. Ellos, cantaron «Welcome to Mali» y «Africa» detrás de sus anteojos de sol y sus túnicas doradas.

Entre artista y artista, grupo y grupo, la FIFA proyectó videos sobre fútbol. El primero incluyó un «desfile» de figuras destacadas de los últimos torneos, entre las que estuvieron Pelé y Diego Maradona al que calificaron de «héroe».

Sobre el azulísimo escenario apareció enfundada en un traje gris, con grandes aros y un collar de oro Angelique Kidjo de Benín, quien regaló su dulce voz a «Malaika Afrika», acompañada por un coro de mujeres con vestidos típicos. Y los invitó a todos «a cantar el espíritu de África» antes de que sonaran los acordes de «Move on Africa».

La hora de los latinos vino de la mano de Juanes que cantó «La camisa negra», de nuevo. El colombiano ya había estado en contacto con un público mundialista en 2006 cuando Alemania le escuchó el mismo tema. El «doblete» lo arregló presentando «Yerbatero» de su último disco. Alicia Keys desplegó su encanto sobre las 16:55 con «No one» y su hit «Fallin», entre otros.

Aunque el ambiente estuvo caliente desde temprano, y a pesar de que hubo artistas de renombre, no fue hasta que salió el somalí K´Naan que el estadio estalló al son de Wavin flag, una de las canciones del Mundial. El Orlando Stadium entero coreó su «When I get older I will be stronger,They’ll call me freedom just like a wavin’ flag,And then it goes back, and then it goes back,And then it goes back, oh, oh». No es para menos, su canción fue elegida por Coca Cola para que sea el himno del Mundial y se la donó a la FIFA que la adoptó como banda sonora y la hizo escuchar en cada espectáculo público, evento, programa de radio y televisión.

Haciendo flamear una bandera de su Somalia natal, K´Naan inspiró a los sudafricanos que pusieron en alto sus banderas negras, rojas, azules, verdes y amarillas.

El momento más esperado fue cuando apareció LA estrella de la noche. Vestida con un traje de inspiración africana, Shakira salió bailando «Loba», uno de los cortes de su último disco. El show llevaba casi tres horas. Y el público se dedicó a sacarle fotos a sus caderas.

La novia de Antonito de la Rúa, repitió sus conocidos contorneos una y otra vez. Como si estuviera en la jaula del video de esa canción la colombiana repitió poses y piruetas. El escenario estallaba de luces y aullidos. Hips don´t lie (Las caderas no mienten) volvió a sonar en un escenario mundialista. Al igual que Juanes, Shakira repitió el tema que cantó en Alemania 2006.

Cerró con su «Waka Waka», el tema que Sony logró imponer como canción para este Mundial. Rodeada de decenas de bailarines y cantantes, Shakira le puso el broche al show y abrió la cuenta final para la inauguración de mañana.

 Fuente: El Clarin