CLIC MAS INFO

Holandés habría matado a punta de golpes a Stephany Flores

El holandés Joran Van Der Sloot habría golpeado a la muchacha en la cabeza y el cuerpo varias veces hasta dejarla inconsciente. Nadie escuchó nada en el hotel. Nadie se percató del crimen.

Se suponía que Stephany Tatiana Flores Ramírez, estudiante universitaria de 21 años, se encontraba en la casa de alguna amiga, en donde había pasado el fin de semana, pero el hallazgo de su moderna camioneta abandonada en un lugar de Surco viejo, hizo sospechar a su padre, Ricardo Flores Chipoco, que algo malo le había sucedido.

Stephany se había comunicado con su papá el sábado alrededor de las 10 p.m. y le había dicho que iba a participar en una competencia Latin American Póker Tour en el casino Atlantic City de Miraflores, por eso iba a llegar tarde.

Desde esa vez, el rastro de Stephany se perdió. Su padre, temiendo lo peor, dio la voz de alerta a la policía el lunes luego del hallazgo del vehículo. Creyó que había sido secuestrada.

Stephany se conoció en la noche del martes último, cuando una trabajadora del hotel restaurante Tac, ubicado en la avenida República de Panamá 6160, comunicó a la administración el hallazgo del cadáver de una mujer joven a un costado de la cama. La empleada tocó la puerta de la habitación 309 para confirmar si esta ya había sido desocupada.

Los empleados comunicaron la novedad a la comisaría y esta a la División de Homicidios de la PNP, que comprobó que la muchacha que yacía en el piso boca abajo era Stephany, hija del empresario y piloto de autos, Ricardo Flores Chipoco, “Riflo”.

Stephany, según una de sus amigas, asistió al casino Atlantic City para participar en la competencia de póker y allí se encontró con Joran van der Sloot, un ciudadano holandés, de 23 años, quien había llegado al Perú el 14 de mayo procedente de Colombia.

Un video del casino muestra cuando la pareja juega póker en una de las mesas. Desde ese momento sus amigas le perdieron el rastro. Stephany se olvidó de todo el mundo, no llamó a nadie y se concentró en el juego y en su nuevo amigo.

A las 4 de la madrugada del domingo 30 de mayo la pareja va al hotel en donde Van der Sloot se hospedaba, en la cuadra 61 de la avenida República de Panamá, a poca distancia del casino Atlantic City.

La joven condujo su camioneta Jeep Cherokee A1B-533 hasta el referido hospedaje.

De acuerdo con las investigaciones de la División de Homicidios, entre las 4 a.m. y 8:20 a.m. del domingo Stephany y Joran habrían discutido aunque las razones no han sido precisadas. El holandés habría golpeado a la muchacha en la cabeza y el cuerpo varias veces hasta dejarla inconsciente. Nadie escuchó nada en el hotel. Nadie se percató del crimen.

La habitación quedó desordenada y el cuerpo estaba a un costado de la cama. El colchón no estaba en su sitio. Había restos de café y ropa en el suelo.

A las 8:20 a.m. el holandés salió del hotel con una maleta y una mochila. Con las llaves del vehículo, que habría tomado de la cartera de Stephany, subió a la camioneta de su víctima y se retiró del lugar.

En la tarde del lunes el vehículo fue hallado abandonado en la cuadra 19 del pasaje Jorge Chávez, en Surco.

Los reportes migratorios indican que Van der Sloot viajó por tierra a Nasca y luego a Tacna. Salió del país por el puesto de Santa Rosa rumbo a Chile.
Sus restos se velan en la Iglesia Santísimo Nombre de Jesús de Chacarilla. El entierro está previsto para hoy a las 4 p.m. en el cementerio Jardines de la Paz de La Molina.

Fuente: El Comercio