CLIC MAS INFO

Una «reliquia viviente» emparentada con las pirañas aparece en Brasil

Un equipo de investigadores ha descubierto en un pozo de agua comunitario cerca de la ciudad de Jaiba, en el estado brasileño de Minas Gerais, un pez ciego y extremadamente raro que se creía extinto.

Un equipo de investigadores ha descubierto en un pozo de agua comunitario cerca de la ciudad de Jaiba, en el estado brasileño de Minas Gerais, un pez ciego y extremadamente raro que se creía extinto. Aunque los lugareños cuentan que han visto nadar al pez en los pozos en otras ocasiones, los científicos sólo habían tenido pruebas de su existencia una única vez hasta ahora, hace casi 50 años y en el mismo lugar. Desde entonces, la especie ha sido perseguida por los biólogos como si fuera una quimera. Aunque todavía no pueden confirmarlo totalmente, los científicos creen que este animal es una «reliquia viviente» que sobrevivió en aguas subterráneas profundas mientras sus «familiares» en la superficie se extinguieron.
El primer y único especimen conocido de Stygichthys typhlops había sido capturado en 1962 en un pozo de aguas comunitario de Jaiba. El enigmático pez fue catalogado por especialistas norteamericanos en el orden de los characiformes, un grupo de peces de agua dulce que incluye a las pirañas y las tetras. Sin embargo, este ejemplar es mucho más extraño, ya que es ciego y nada en aguas subterráneas, mientras sus parientes viven en la superficie y tienen buena visión.
34 ejemplares
Resueltos a resolver el misterio, especialistas de la Universidad de Sao Paulo decidieron iniciar una expedición en busca del Stygichthys typhlops. Dirigidos por el ictiólogo Cristiano Moreira, buscaron en los pozos cercanos a Jaiba. No fue fácil. Muchos de los pozos habían sido sobreexplotados, ya que se trata de una región muy árida y sus habitantes dependen del agua subterránea. Con suerte, los científicos encontraron dos pozos con agua donde poner sus trampas. La fortuna volvió a sonreírles cuando descubrieron nadando allí nada menos que 34 ejemplares de la extraña especie.

El futuro de esta especie está en peligro, ya que el manantial subterráneo de la zona se extiende tan sólo por 25 kilómetros y muchos pozos de la zona se acaban secando.

Fuente: ABC