CLIC MAS INFO

Ricardo Ibáñez Orellana: “Si no hay consenso en el apra, entonces convócase al buen vecino”.

Fue el planteamiento del ex parlamentario y otrora consejero del Gobierno Regional de Lima, Dr. Ricardo Ibáñez Orellana, en torno a la situación partidaria que pasa por estos días el APRA.

Por Wilfredo Cayllahua

Norma y Ricardo Ibáñez .

“Si en el APRA no existe un candidato que tenga el consenso, se buscará un vecino que tenga el cariño y el calor del pueblo porque esta es la elección del buen vecino”.

Fue el planteamiento del ex parlamentario y otrora consejero del Gobierno Regional de Lima, Dr. Ricardo Ibáñez Orellana, en torno a la situación partidaria que pasa por estos días el APRA.

Recordó, que cuando fue parlamentario, propuso como candidato a la alcaldía de la Municipalidad Provincial de Cañete al Dr. David Palti Solano, quien hasta ese entonces no era aprista.

“Me aceptó porque era una persona conocida y muy querida en la provincia, fue dos veces alcalde y luego por propia voluntad se inscribió en el Partido”, recordó Ibáñez.

“Eso es lo que tiene que hacer el Partido, ser desinteresados porque uno si quiere organizar y dirigir al Partido con el fin de servirse y ser candidato, entonces no estamos sirviendo a la causa de Víctor Raúl. Haya De la Torre”, hizo hincapié.

Precisa también que en otros tiempos muy poco se dejaba que los miembros del CEN sean candidatos, preguntándose si ellos pretenden ocupar los cargos públicos, entonces, ¿quiénes hacen la campaña?.
Tuvo conocimiento de comités ejecutivos que no han trabajado con las bases y hasta han recortado los padrones y esto ha motivado que haya cambio del secretario general del Partido.
“Pero, quién debe asumir la función en el futuro no puede cometer los mismos errores, de buscar una elección a base de manejar gente o padrones. Lo que la militancia aprista quiere es volver a la época de Víctor Raúl Haya de la Torre donde se respeta los padrones y a la gente más calificada en cada provincia”, indicó Ibáñez.

EL QUE TIENE MÁS PLATA
Indica también que con este voto preferencial los postulantes se convierten en enemigos por querer tener uno más votos que el otro, considerando que es uno de los más grandes pecados que soporta la democracia.

“La división de los partidos se da por el voto preferencial en donde tiene mucha opción, aquél que tiene suficiente dinero y compra muchas veces la conciencia de la gente. Este es lo penoso”, indica Ibáñez.

“Pero, de todas maneras confío que el APRA, mi Partido, donde me formé desde muy pequeño, tenga esta vez la habilidad de encontrar el camino para la unidad del Partido.”, precisa.

Ibáñez Orellana, ya alejado de la política, expresa que todo está en manos de cada uno de nosotros, en deponer las actitudes y las justas aspiraciones personales para ponerlos al servicio de la causa noble del pueblo peruano.

“Estamos en los momentos previos a esa elección. Todo compañero debe sentirse con la posibilidad de ser candidato. Aquí no se le debe cerrar a nadie y el mejor debe representar al Partido. Y sino hay, se debe convocar al buen vecino”, concluyó Ibáñez quien se encontraba con su esposa Norma Alaba.