CLIC MAS INFO

Matan a golpes a presunto ladrón en el Estado de México

Alrededor de trescientos vecinos del municipio de San Pedro Xalostoc, en el Estado de México, golpearon a un presunto delincuente que falleció minutos después cuando era atendido en una ambulancia, informaron fuentes oficiales.

Tras recibir una llamada que alertaba del asalto a un taxi, la policía municipal acudió al lugar de los hechos, donde un importante número de personas, jóvenes en su mayoría, retenían y agredían al supuesto ladrón, explicó José Luis Flores, director de Seguridad Pública de Ecatepec, al que pertenece San Pedro Xalostoc.

En poco tiempo, la multitud aumentó «hasta doscientas o trescientas personas», dijo.

Los agentes solicitaron una ambulancia para que atendiera al agredido, que falleció a consecuencia de los golpes poco después de recibir los primeros auxilios.

Los vecinos allí congregados «querían colgar el cadáver y quemarlo en la plaza del pueblo», afirmó Flores, pero con la ayuda de la policía estatal, los oficiales redujeron a la multitud, que también intentó volcar la ambulancia en la que lo trasladaban.

Las autoridades tardaron veinte minutos en dispersar a los vecinos (que sí consiguieron volcar un vehículo policial) para lo que utilizaron gases lacrimógenos, añadió.

El cuerpo sin vida del presunto ladrón fue trasladado al Ministerio Público, que ahora investiga si este sujeto había cometido otros delitos anteriormente, como los lugareños denunciaron ante los medios.

Ante las acusaciones de algunos vecinos, que atribuyen lo sucedido al descontento de la población con la escasa intervención de las autoridades en los continuos asaltos, Flores afirmó que «nada justifica un acto de este tipo».

«Es evidente que existe un problema de seguridad pública en México, pero esto es algo que no puede ocurrir en un Estado de Derecho. Las autoridades estamos haciendo el mejor esfuerzo y no podemos permitir estos actos que denigran a la sociedad», zanjó.

Flores explicó que no conoce antecedentes de este tipo en Ecatepec, pero el pasado febrero un grupo de personas intentó linchar a tres policías que retenían a tres jóvenes sin orden de arresto en la Ciudad de México.

Hace cinco años y también en la capital, la televisión local retransmitió íntegramente cómo dos oficiales morían a manos de una multitud que los confundió con secuestradores de niños. Un tercero pudo salvarse de la muerte.

En noviembre de 2009, otras seis personas acusadas de secuestro, entre las que había dos agentes federales, estuvieron a punto de ser quemadas vivas por una muchedumbre, en el estado de México.

Fuente: Informador.com