CLIC MAS INFO

Presidente Alan García toma con ironía el pedido de su vacancia

En su primera reacción, el presidente García ironizó la propuesta presentada por el Partido Nacionalista.
Dr. Alan García

Un pedido al Congreso para cesar en su cargo al presidente, Alan García, por «criminalizar la protesta», planteado la víspera por el opositor Ollanta Humala, fue acogido este jueves con reserva por sectores políticos y burlas del oficialismo que lo tildó de acto desesperado en un año preelectoral.

En su primera reacción, el presidente García ironizó la propuesta presentada por el Partido Nacionalista (izquierda) al subrayar entre risas que «sería un inmenso favor, porque si a uno lo vacan (cesan) en este momento, podría postular en el 2011».

El pedido de vacancia presidencial se basa en que el mandatario incurre en «incapacidad moral permanente», figura prevista en la Constitución, por ser presuntamente responsable de una política económica neoliberal que causó 70 muertos y 600 heridos en cuatro años y cuando falta uno para el fin de su gobierno.

«Esto no significa un acto de ruptura del sistema democrático, lo hacemos por la salud de la República», argumentó Humala al anotar que el pedido «marca una línea entre quienes están por la defensa de la vida y la paz y quienes propician la muerte en lugar de dar solución a los conflictos sociales».

El jurista Omar Chehade, abogado de la familia Humala, aclaró que en caso de que prospere la vacancia, García no podría postularse el próximo año porque la sanción implicaría la imposibilidad de ejercer cargos públicos.

Para el primer ministro Javier Velásquez, Humala «está calentando el ambiente electoral ante las elecciones presidenciales del próximo año» y tratando de recuperar el terreno perdido en los últimos años. «Por eso opta por actitudes más radicales», añadió.

Humala, ex candidato presidencial y simpatizante del presidente venezolano, Hugo Chávez, figura en tercera ubicación en las preferencias electorales de los peruanos, según todas las encuestas.

Lo superan los probables candidatos derechistas Luis Castañeda, alcalde de Lima, y la hija del encarcelado ex presidente Alberto Fujimori, Keiko Fujimori, que le llevan apreciable ventaja.

El ex primer ministro Jorge del Castillo, secretario general del gobernante partido Aprista -socialdemócrata de derecha-, estimó que el pedido es una «maniobra desesperada, una pretensión insólita y hasta jocosa para alterar el orden constitucional».

En contra de la vacancia se pronunció el ex presidente Alejandro Toledo (2001-2006), crítico del gobierno.

«No estoy de acuerdo con ese pedido, soy un demócrata, aunque sus congresistas sí votaron contra mí (para pedir su vacancia), pero no soy rencoroso», dijo a la radio RPP, al recordar que el actual partido de gobierno pidió su cese en 2005 por delitos de asociación ilícita para delinquir, que no prosperó.

Toledo pidió a García que concluya bien su gobierno en julio de 2011 «pero con una democracia menos ensangrentada y con diálogo».

Voceros de partidos opositores de centro y derecha han anticipado que no respaldarán el planteamiento de Humala y que votarán para que la vacancia no sea admitida ni siquiera para su debate en el Parlamento unicameral.