CLIC MAS INFO

Un gato adoptó a una ardilla que bien pudo ser su almuerzo

Gata del municipio de Envigado, Antioquia, que adoptó a una ardilla como si fuera su propia cría, desmintiendo la lógica de la naturaleza que los pondría en lados opuestos de la cadena alimenticia.

«Tita» es el nombre de la gata del municipio de Envigado, Antioquia, que adoptó a una ardilla como si fuera su propia cría, desmintiendo la lógica de la naturaleza que los pondría en lados opuestos de la cadena alimenticia. Sin embargo, «Firulais» -como se llama la ardilla- reconoce a «Tita» como su madre e incluso comparte el cariño hacia el felino con los demás cachorros.

 

"Tita" se convirtió en la madre adoptiva de "Firulais", aunque normalmente se hubieran encontrado en la cena: uno con los cubiertos y el otro dentro del plato.