CLIC MAS INFO

Por celos mataron a fiscal hecho que conmocionó a Cañete

Esa es la conclusión a la que llegaron los policías, luego de obtener las pruebas que lo incriminarían, entre ellas, las manchas de sangre halladas en el piso, paredes y escalera de su departamento, así como el reporte de la última llamada telefónica que recibió la magistrada, procedente de su celular.

Los celos, al descubrir que su pareja, la fiscal Victoria Jesús Lara -ope (29), no era solo de él, sino también de otro hombre, habrían empujado al ingeniero Abel Vidal Valdez Guerra (47) a asesinarla cruelmente, en un hecho que ha conmocionado a Cañete.

Esa es la conclusión a la que llegaron los policías, luego de obtener las pruebas que lo incriminarían, entre ellas, las manchas de sangre halladas en el piso, paredes y escalera de su departamento, así como el reporte de la última llamada telefónica que recibió la magistrada, procedente de su celular.

«La noche del martes, la fiscal recibió una llamada y de inmediato salió de su casa. Esa llamada, según los reportes, era de Abel Valdez. Pero a pesar de eso, él niega haberla llamado y asegura que ella no se encontró con él», dijo un policía.

Jura inocencia

«Ella y yo éramos pareja, pero no la maté. Estoy confiando en que los resultados de las pruebas de la sangre hallada en mi departamento no me acusarán«, dijo el ingeniero a los policías de Cañete y a los detectives de la Dirincri que llegaron a esta provincia limeña especialmente para esclarecer el caso.

Abel Vidal, quien labora para una ONG que brinda servicios al municipio de Cañete, contó con la defensa de cuatro abogados, durante su interrogatorio policial que duró siete horas, y fue efectuado en presencia de dos fiscales.

«Tenemos la sospecha de que el detenido descubrió que la magistrada mantenía una relación paralela con el fiscal Walter Flores Ochoa. Por eso la golpeó un día antes y luego la citó llamándola por su celular la noche del martes 16, y así la víctima salió de su casa», explicó un detective.

Cómplice

Para la policía, el presunto asesino no actuó solo, sino que contó con el apoyo de un cómplice que condujo el auto en el que llevaron el cadáver para arrojarlo a las 7 de la mañana, en el kilómetro 187 de la carretera Panamericana Sur.

«La mujer habría sido sorprendida por la espalda, la estrangularon con el brazo y con la otra mano le taparon la boca. Una de las heridas que presenta en el rostro le fue inferida con un objeto contundente. Pero tras las pericias se determinó que el cuerpo fue hallado una hora después del crimen. No descartamos que haya otros cómplices que cargaron el cuerpo y lo tiraron sobre un cerco de alambres», explicó el perito.

Los policías también investigaron el entorno financiero de la letrada, por lo que se supo que ella retiró un importante monto de plata de dos entidades bancarias, pero dicho dinero ha desaparecido.