CLIC MAS INFO

FM: Frecuencia Malograda afirma categórico Gerardo Manuel

"El jefe" Gerardo Manuel
Acaba de decir adiós. ¡Cuántas generaciones han disfrutado de Radio Z! Yo he sido testigo en primera fila de la fuerza que tenía como radio, porque en una época tuve la suerte de ocupar una hora diaria de lunes a viernes con uno de los programas que más satisfacciones me brindaron, como era “I feel good”.

"El jefe" Gerardo Manuel
"El jefe" Gerardo Manuel

Dias atrás Gerardo Manuel, locutor emblemático de la radio en el Perú y principal difusor del rock en nuestro país ) quien Inicio esta corriente desde los 60´s), la voz autorizada para dar una opinión en lo que viene pasando con las radios de la  FM, a treves de su blog Disco Club hizo, sentir su malestar y preocupación de como se viene presentando hoy en día los progrmas musicales en las FM, la falta de creatividad, orientación, cultural e educativa, que ya no existe, de esta forma tildo a la FM como  «Frecuencia Malograda», esto raíz de la abrupta salida del aire de dos emisoras importantes para el país, como es radio Z Rock and Pop 95.5 FM y Telestereo 88.3 Fm que cuentan con millones de radio escuchas, creemos que el rock dejo las frecuencias de radio para pasar al anueva tegnologia como es el internet de eso hablaremos en otra nota. Acontinuación reproducimos la nota.

Existe preocupación entre un gran sector de la población respecto al futuro de la radio en nuestro país. En las últimas semanas se han producido cambios radicales en varias de las estaciones que antes eran un bastión del profesionalismo en comunicaciones, para convertirse simplemente en una más del dial.

En muchas de estas nuevas estaciones nos topamos con transmisiones que nos llenan de indignación por su contenido totalmente burdo y sin ninguna línea definida, al margen de los individuos que se sientan tras un micrófono a hablar cosas sin sentido, como si fueran parte de un plan preestablecido para estupidizar a la gente en lugar de cumplir con la verdadera misión del comunicador, que es guiar al público y educarlo de manera positiva, compartiendo con él los aspectos más destacados de la cultura universal.

Hoy compartiré con ustedes algunos de los escalofriantes resultados de mi aventura por la FM, originalmente llamada Frecuencia Modulada, hoy convertida en Frecuencia Malograda.

He llegado a detectar en mi investigación, que la cantidad de emisoras instaladas en la FM sobrepasa técnicamente la capacidad permitida para que dicha frecuencia cumpla con uno de sus propósitos, que es tener un mejor sonido, más limpio y definido que su antepasado, la AM (Amplitud Modulada). Si bien es cierto que al comienzo la desventaja de la FM era su límite de alcance, hoy en día, con las transmisiones satelitales, esto se ha superado y la cobertura es ilimitada. Aunque ustedes no lo crean he llegado a contar hasta cincuenta estaciones de radio en un horizonte planificado para cuarenta. Imaginen ustedes llenar un recipiente con capacidad de un litro, con litro y medio de agua. Este es solo uno de los detalles escalofriantes. He contado las señales que van desde el 87.3 hasta el 107.7, y, francamente, no les recomiendo repetir mi experiencia en bien de su salud mental, pues las próximas semanas mi psiquiatra tendrá mucho trabajo conmigo.

Muchas veces hemos conversado sobre los comienzos de la radio joven en el Perú y la calidad de los profesionales, algunos ya legendarios, que permitieron colocarnos entre los sistemas radiales más respetados y citados como ejemplo a nivel de Iberoamérica, no solamente por la coherencia de los programas sino también por la sobriedad y buen gusto utilizados en dichos medios. No estamos hablando del tipo de música o el género musical que utilizaban estas emisoras, sino de la estructura de los programas, los correctos horarios de programación, todo manejado no solo con el propósito de entretener al público, sino también con el principio elemental y primario de educar y guiar a un público ávido de conocimiento.

Hablando de las últimas semanas, me enteré que una emisora muy querida, que durante más de diez años mantuvo una línea y con esfuerzo y dedicación supo ubicar su estilo entre los favoritos no solo a nivel local sino a través del territorio nacional gracias a sus estaciones repetidoras o asociadas, acaba de decir adiós. ¡Cuántas generaciones han disfrutado de Radio Z! Yo he sido testigo en primera fila de la fuerza que tenía como radio, porque en una época tuve la suerte de ocupar una hora diaria de lunes a viernes con uno de los programas que más satisfacciones me brindaron, como era “I feel good”. Algo comenzó a oler mal para mí cuando no se renovó mi contrato aduciendo que a la gente ya no le interesaba escuchar los comentarios sobre las canciones y los artistas que se difundían. Eso me pareció rarísimo. Por eso, cuando hace poco tiempo supe que Z ya no iba más al aire, entendí lo que había ocurrido. Descansa en paz, querida radio.

Un caso similar nos alertó a comienzos de este año cuando otra emisora, ejemplo de profesionalismo por la calidad de sus conductores y personal técnico, dejó de salir al aire como Telestereo 88 FM y para mí se transformó en “Telemisterio 88.3 FM. Felizmente parece que el formato musical se va a mantener casi en la línea original de la radio. Sabemos que está en buenas manos y esperamos que esta línea se mantenga, pero vamos a extrañar la sobriedad y calidad con que era presentada la programación de esta emisora que se convirtió en un ejemplo para las demás.

Queremos estar equivocados y esperamos que nuestro temor de que se está haciendo un trabajo psicosocial muy planificado para llevar el gusto del publico a un peligroso facilismo que les impida decidir por si mismos su capacidad estética, sea solo pasajero. Alerta. Dedicamos esta nota a la memoria de la señora Diana García de Palacios.