CLIC MAS INFO

Gobernantes de Latinoamérica amenazan democracia afirma Vargas Llosa

El intelectual abogó así por una reforma institucional.
Mario Vargas
Mario Vargas

 El intelectual peruano Alvaro Vargas Llosa consideró que «la mayor amenaza» que enfrenta la democracia en Latinoamérica surge de sus gobernantes, que una vez en el poder impulsan el cambio de las reglas para permanecer en él.

El intelectual abogó así por una reforma institucional que no permita estas prácticas y que además debe llevar aparejada la separación del Estado del poder económico, a fin de luchar contra la pobreza en la región.

Vargas Llosa hizo estas reflexiones en una entrevista con EFE en Madrid, donde presenta «Las lecciones de los pobres», un texto que incluye cinco estudios de proyectos empresariales exitosos protagonizados personas procedentes de entornos muy precarios en Perú, Argentina, Nigeria y Kenia.

El periodista y columnista, hijo del escritor Mario Vargas Llosa, recordó que en el pasado el problema eran los cuartelazos, los golpes militares, o las insurrecciones revolucionarias, es decir, «movimientos desde fuera del poder».

«El problema hoy es la gente que llega al poder por la vía democrática y una vez en él empieza a desnaturalizar el sistema para quedarse en el poder».

Así puso de ejemplo al presidente venezolano, Hugo Chávez, pero, aclaró: «no es el único, hay muchos, incluso en la derecha, como en el caso de Uribe», que, aunque no están «en el mismo saco», son ejemplo de esa tendencia.

Vargas Llosa apuntó como desafío del continente consolidar mecanismos institucionales que permitan reaccionar ante los abusos de poder pero que eviten situaciones como la de Honduras que, tras la reacción «ejemplar» de la sociedad civil ante la violación de las normas constitucionales, el depuesto presidente (Manuel Zelaya) fue «sacado en pijama e introducido en un avión al exilio».

Además, consideró necesaria «una gran reforma del Estado que permita incorporar a la economía de mercado a la población pobre y democratice la noción de empresa privada para que el beneficio se extienda al mayor número de personas».

Y esa reforma es necesaria porque, a su juicio, casi todas las respuestas a la pobreza tienen una dimensión anti empresarial.

Con el afán de demostrar que hay vasto número de empresarios que «encierran la clave de la prosperidad futura» en los países en desarrollo, Vargas Llosa escogió ejemplos de América Latina y África para ilustrar ese potencial y «derribar algunos mitos, como que la empresa es un coto vedado de la elite».

Uno de los ejemplos recogidos en el texto es la puesta en marcha de la industria del diseño de ropa emprendido en Nigeria por mujeres con escasa o nula educación, que han usado su ingenio para ganarse la vida y crear riqueza donde antes sólo había miseria.

Entre las premisas que se planteó el periodista y columnista a la hora de escoger los ejemplos de «Las lecciones de los pobres» fue que se tratase de iniciativas que no debieran su éxito a prácticas vinculadas a la corrupción.

Porque, a su juicio, en la región hay «una herencia de corrupción política que gravita terriblemente y que alimenta el populismo, que es una de las variantes del autoritarismo latinoamericano».

En cualquier caso, el intelectual observó avances en la región en cuanto a la lucha contra la pobreza y puso como ejemplos a Chile y a su país.

«Perú, hace 20 años, era un país destruido, con un populismo económico fracasado; y hoy es un país que está progresando de manera impresionante, que no ha resuelto los problemas del todo, pero se ha convertido en un ejemplo a seguir con la reducción de la pobreza en una tercera parte», concluyó.

La República