CLIC MAS INFO

El remezón burocrático arranca este fin de semana.

El documento, publicado este jueves en El Peruano, señala que la medida rige desde este fin de semana y establece que las instituciones públicas tendrán que establecer turnos entre su personal para cubrir los siete días de la semana durante todo el año, de modo que se garantice la atención al público sin problemas.
BUROCRACIA SE ACELERA. La norma busca despabilar a empleados públicos. Estará vigente hasta el 31 de diciembre.
BUROCRACIA SE ACELERA. La norma busca despabilar a empleados públicos. Estará vigente hasta el 31 de diciembre.

El Gobierno aprobó un decreto de urgencia que establece que, a partir de ahora, los sábados, los domingos y los feriados no laborables también serán considerados días hábiles para el sector público, lo que significará que todas las instituciones del Estado deberán fijar turnos de atención para que los ciudadanos puedan realizar ante ellas todo tipo de trámites administrativos.

El documento, publicado este jueves en El Peruano, señala que la medida rige desde este fin de semana y establece que las instituciones públicas tendrán que establecer turnos entre su personal para cubrir los siete días de la semana durante todo el año, de modo que se garantice la atención al público sin problemas.

A ORDENARSE. El propio jefe del gabinete, Javier Velásquez Quesquén, comentó que en la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM) ya se han organizado las cosas de modo que también se atenderá a los ciudadanos el sábado y el domingo.

“He conversado con 12 trabajadores de la PCM, y ellos están dispuestos unos a venir el sábado y descansar lunes y martes, y otros a venir el domingo igual (y descansar otros días)”, explicó a la prensa. . Aclaró que la disposición se aplicará no solo a las entidades del Poder Ejecutivo (ministerios, organismos públicos descentralizados y otros) sino también a los gobiernos regionales y a las municipalidades.

Fuentes de la PCM que participaron en la elaboración del decreto de urgencia explicaron que, aunque se descuenta que habrá ventanillas de atención al público, es de esperar que también haya personal resolviendo las solicitudes y gestiones.

PERÚ21