CLIC MAS INFO

Más de 20 millones para 10 nuevos otorongos

120 congresistas es más que suficiente para un país tan pobre como el nuestro. De los 120 escaños debió asignarse (lo que corresponde a la región Lima) a Lima provincias. Nada justifica agrandar el enorme gasto público para mantener a 10 congresista adicionales.
Congreso de la república
Congreso de la república

Como ciudadano elector de Lima provincias me siento satisfecho con la creación del «Distrito Electoral de Lima Provincias», que, de alguna manera, otorgará la representación parlamentaria (con 04 congresistas) a los llamados «limeños provincianos»; pero no sólo no estoy de acuerdo sino condeno la impertinencia de sumar más zánganos en el Congreso de la República, más burócratas (desde mi punto de vista) inútiles que poco o nada aportan en el desarrollo nacional.

120 congresistas es más que suficiente para un país tan pobre como el nuestro. De los 120 escaños debió asignarse (lo que corresponde a la región Lima) a Lima provincias. Nada justifica agrandar el enorme gasto público para mantener a 10 congresista adicionales (a partir del 2011), peor aún, sabiendo que los parlamentarios, muy ajeno a lo que pregonan, ni nos representan, ni fiscalizan al gobierno, salvo escasos procedimientos positivos que no necesita tanta gente engordando en el Congreso.

El principal problema del país es la pobreza alimentada por la baja calidad de educación, deficiente servicio salud y la incipiente capacidad productiva que limita a irrisorios o nulos ingresos a la gran mayoría de las familias del país. 10 congresistas más, lejos de aliviar a estos problemas, nos perjudicará a todos.

Sumando el sueldo inicial de 15,600.00, más 7,600.00 de gastos operativos que (en forma encubierta) pasó a sumar el sueldo y unos 2,280.00 por concepto de vales suman los 25,480.00 (veinte cinco mil cuatrocientos ochenta mil soles) mensuales por cada congresista.

Multiplicando tal monto por 16 sueldos, los 10 nuevos congresistas nos costará a todos los peruanos (en el quinquenio de 2011 – 2016) 20´384,000.00 (veinte millones con trescientos ochenta y cuatro mil soles), dinero que bien podría invertirse a favor de los niños desnutridos de Huancavelica, Ayacucho o Apurímac.

Cuanta indignación y cuanta impotencia nos da tanta grosería parlamentaria.

Por: Beto Blas   betoblas.blogspot.com