CLIC MAS INFO

Denuncian a congresista Sasieta por malos tratos

Maria Elena Medianero Cantos, ex trabajadora del despacho de la congresista Rosario Sasieta, denunció en el programa de TV “Día D” que la parlamentaria la insultaba constantemente e incluso llegó a maltratarla físicamente hace un mes, por lo que ha interpuesto una denuncia ante la Policía Nacional y una queja en el Congreso de la República.
Congresista Rosario Sasieta.
Congresista Rosario Sasieta.

Maria Elena Medianero Cantos, ex trabajadora del despacho de la congresista Rosario Sasieta, denunció en el programa de TV “Día D” que la parlamentaria la insultaba constantemente e incluso llegó a maltratarla físicamente hace un mes, por lo que ha interpuesto una denuncia ante la Policía Nacional y una queja en el Congreso de la República.

Según Medianero, la doctora Sasieta, representante de Alianza Parlamentaria y conocida por su trayectoria profesional en la reivindicación de los derechos de las mujeres, montó en cólera al detectar un error ortográfico en una carta que escribió Medianero pero que llevaba la firma de su jefa.

“(La congresista) tiró una silla y me tiró al suelo. Eres una maldita, me gritaba, y se jalaba los pelos. Eso fue la gota que rebalsó el vaso. Siempre me gritaba y me maltrataba”, contó Medianero, quien trabajó durante seis años con la conocida “Señora Ley” e incluso la nombró testigo de su boda.

Medianero se presentó junto a otras trabajadoras de Sasieta quienes dieron validez a sus afirmaciones. En una reunión por el día de la mujer, la doctora Sasieta insultaba a María Elena, la vapuleaba, le decía imbécil de m…”, contó una mujer identificada como Graciela.

De otro lado, Iván Ruiz, ex jefe de campaña de la congresista Sasieta, señaló que sí da crédito a la versión de Medianero porque “María Elena era la esponja de la doctora” y constantemente maltratado.

LA CONGRESISTA SASIETA RESPONDE
Por su parte, la congresista Sasieta señaló que las denuncias de Medianero son una venganza pues la despidió al comprobar que suplantaba su identidad utilizando su nombre y sellos de su despacho. Además, negó haberla insultado o agredido físicamente.

“Yo a ella no la he tocado. María Elena está herida porque la saqué (del trabajo) Ella mandó un correo a personas tomando mi nombre (…) y eso yo no lo puedo permitir”, aseguró. “Ella había usurpado mi nombre. Llegaban cuentas de ella con el sello de mi despacho”, agregó.

Sasieta se declaró indignada por las acusasiones de su ex trabajadora y la conminó a demostrar con pruebas todas las acusaciones en su contra.

El Comercio.