CLIC MAS INFO

Fernando Tuesta ‘‘La gente rechaza al Congreso y a los partidos, pero ellos los eligen’’

Este Congreso carga una desaprobación inercial. Hay una mala imagen del Congreso desde hace mucho tiempo. Recordemos que una de las razones que esgrimió Fujimori.
Fernando Tuesta Soldevilla
Fernando Tuesta Soldevilla analista político

Un dato constante en las encuestas es el bajo respaldo al Congreso. ¿Cómo tomará la gente la salida de los congresistas de añadir los gastos operativos a sus sueldos?
La gente no sigue con tanto detalle las noticias, sin embargo, sí reciben ideas generales. En este caso no ha sido una medida satisfactoria, sino que aparece como una forma de darle la vuelta a la norma. Esto reafirma una opinión asentada de descrédito del Congreso, que puede ser mayor, pero eso no es tan importante como cimentar una desaprobación tan dañina para una institución importantísima como es el Congreso.

Es sintomático que con tan baja aprobación no toman medidas y salen congresistas como Lourdes Alcorta responsabilizando a los medios de atacar al Congreso…
Los medios no son responsables de lo que hacen los congresistas. Este Congreso carga una desaprobación inercial. Hay una mala imagen del Congreso desde hace mucho tiempo. Recordemos que una de las razones que esgrimió Fujimori para hacer el golpe fue el desprestigio de los partidos y del Congreso. Pero este desprestigio tiene que ver directamente con los canales por los que se llega al Congreso, que son los partidos políticos. En el Perú hay serias distorsiones en la representación.

Que elige la población…
La gente rechaza al Congreso y a los partidos pero ellos los eligen. Es en el Perú donde más se renuevan los congresistas. En este parlamento 95 de 120 congresistas son nuevos. Y esta idea de que lo nuevo es bueno, no es cierta, sino que ha restado lo que la política requiere: experiencia, dedicación a la función pública y hasta cierto sacrificio. Esto se ha perdido en un proceso no solo de desideologización de las organizaciones, sino que los vínculos al interior de estas no sólo son débiles y precarios sino altamente personalistas y hasta mercantilistas.

¿De parte de los nuevos congresistas?

Yo recuerdo haber estado al inicio de los talleres que se hacen y lo primero que preguntan los nuevos representantes (congresistas) es qué oficina les van a dar, si les ven a dar celulares, cuánto van a ganar, etc. Y la política es un ámbito sumamente importante en la vida de una sociedad, porque allí se toman las decisiones que tienen que ver con el poder y por eso ello requiere un aprendizaje, una experiencia, una forma de relacionarse y esto se desarrolla en un partido político.

REFORMA DE PARTIDOS

Pero se han dado casos de corrupción o inconducta también entre congresistas de partidos con experiencia.
Quiénes han sido generalmente los congresistas que han sido parte de escándalos? La gran mayoría, del 2001 en adelante, es gente nueva. En proporción son mayormente los nuevos e hijos de los votos preferenciales. Lo que digo es que este tipo de partidos con este tipo de sistema electoral produce este tipo de Congreso.

¿Cree usted entonces, que debe eliminarse el voto preferencial, por ejemplo?

Deben hacerse varias reformas, eliminar el voto preferencial, ser más exigentes en la inscripción de partidos, eliminar el apoyo de firmas, porque es un engañamuchachos y todos saben que todos presentan firmas falsas. No ser tan laxos en el establecimiento de coalisiones o alianzas porque luego al ingresar al Parlamento cada uno se va por su lado, o, por ejemplo, que no puedan ser candidatos a la presidencia personas que no son del partido, de tal manera que no se convierte en vientre de alquiler.

Estas modificaciones las tendría que hacer el Congreso y ya hemos visto cómo actúa. ¿Cree usted que hagan estas reformas?

El tema es ese, quienes van a decidir son ellos mismos, pero ellos difícilmente van a dar alguna disposición que sea más exigente con un sistema de partidos, pero han ocurrido casos en los que la presión de la opinión pública ha llevado a que se aprueben algunas leyes o no se aprueben otras, así que es posible presionar al Parlamento para que en el 2011 estén en el partido aquellas organizaciones que puedan responder si llegan.

Tomado de Limanorte.com