Crísis de gobernabilidad en las instituciones de la Región Lima

0

Escribe: Néstor Roque Solís (*)

En la región Lima, no solamente hay que reorganizar el sector educación y la Universidad Nacional José Faustino Sánchez Carrión. Hay otras instituciones en crisis que marchan a la retaguardia del desarrollo: salud, trabajo, pesquería, producción y los propios gobiernos locales, como la municipalidad provincial de Huaura y algunos distritos que a duras penas dan vida con su actual sistema de administración burocrática y deficiente.

Universidad de Huacho

Universidad de Huacho

Para nadie es un secreto que la Universidad Nacional José Faustino Sánchez Carrión es una de las instituciones más mediocres y deficientes del país, pero su mayor crisis pasa por los signos de corrupción que la autoridad universitaria señala que están ‘judicializados’, como si los jueces van a parar toda la lacra de corrupción que salpica por todos lados. Los jueces tienen la función punitiva de sanción del delito, no de la responsabilidad de la prevención y la conducta moral de administrar bajo los principios éticos la Universidad Huachana. Esa es responsabilidad de las autoridades que hoy tienen la autoridad de gobernar.

Igual, hay crisis de gobernabilidad en otros sectores donde hay que intervenir con firmeza y rapidez, por ejemplo el sector educación en la región Lima que padece una crisis total en sus UGEL y DREL. La DIRESA del Ministerio Salud, se parece más al Ministerio de la Enfermedad y no de la promoción y prevención de la salud. El Ministerio de Trabajo y sus Direcciones Regionales se parece más a un Ministerio de la Desocupación y Subempleo sin programas concretos para las MYPES y PYMES. El Ministerio de la Producción y sus Gerencias Regionales están pintados en la pared y se parecen más a la Dirección de la Improducción porque no promocionan ni producen nada. El Ministerio de Agricultura y sus Direcciones Regionales han perdido la brújula en su tarea de reconversión, modernización y transferencia tecnológica para el sector agrario, para dedicarse solo a festivales y mejoramiento de riberas y canales de ríos en épocas de lluvias. El sistema de Seguridad Social (EsSalud) es una calamidad en atención a sus asegurados donde hay que hacer una reorganización total. La Municipalidad Provincial de Huaura es otra entidad deficiente en sus servicios y proyectos. Los alcaldes de las provincias de Huaral, Barranca y Cañete sin muchos discursos nos llevan la delantera en gestión y proyectos de inversión. Cada día los gobiernos locales pierden su autonomía y se parecen mas a una oficina desconcentrada del MEF. La región Lima con más recursos está igual o peor que los CTAR de los años noventa.

Nadie puede solucionar la crisis de las instituciones con una comisión de dos o tres meses. La modernización del Estado es una tarea permanente que tampoco se puede atender en una gestión de gobierno de cuatro o cinco años. No se puede pretender que con una sola disciplina se pueda trabajar todo el problema de la crisis de gobernabilidad en la administración pública para atender una realidad compleja, permanente y corrompida por muchos años.

Huacho y la región Lima necesita de organizaciones inteligentes, y esto se logra con ciudadanos inteligentes, que impulsen proyectos inteligente, en equipos inteligentes que usen el alegato de lo poco que saben, e indaguen mucho lo que le falta conocer y aprender. Esta es la tarea de la gestión del conocimiento, que a pesar de los nuevos inventos, la ciencia en su cúspide, la tecnología demostrando resultados impensados en Internet, supercomputadoras, redes inalámbricas, estar conectados al celular y las computadoras todo el día; pero nuestra administración publica regional no ha avanzado mucho en las últimos años en su eficiencia e indicadores de éxito. Los logros y proyectos de impacto escasean en la provincia de Huaura y en la región Lima.

Las instituciones descentralizadas del gobierno central, los gobiernos locales y nuestra Universidad Nacional de Huacho padecen de un síndrome de ineficiencia permanente en toda su estructura administrativa. La corrupción y la burocracia se ha convertido en una necesidad imperiosa para gobernar y estar de acorde no a la modernización del Estado, sino acorde a la modernización del Delito, para atender al sistema que impera en la aldea de los más vivos y más listos para saquear los recursos de las instituciones públicas que pertenece a todos los peruanos. El clamor de la ciudadanía es reorganizar toda la administración pública. Hay descontento con la función que realizan los congresistas, los jueces, la policía y el funcionario tradicional que siempre está a la caza de un usuario desesperado para atraparlo en la red burocrática y exigirle una aceitada de mano que corresponde.

Las empresas privadas han corrido más rápido en su eficiencia que las instituciones públicas. Nuestra primera casa de estudios -la Universidad- está huérfana de inteligencia y compromiso por un futuro mejor, y no tiene la intención de dar un salto en calidad o reciclarse a las exigencias de la modernidad académica. La casa del Solitario de Sayán camina lentamente en un mercado donde no cabe la mediocridad y la autocomplacencia del fracaso y la judilicialización de sus denuncias.

Las instituciones y las empresas ya no se diferencian entre pequeñas y grandes, sino entre quienes corren más rápido para subirse a la aeronave del cambio y la innovación que genera el recurso humano con la gestión del conocimiento con su valioso capital intelectual, para cambiar de escenario y no ser devorados por otras corporaciones académicas y empresariales más listas que están entrando al escenario local para competir en el mundo global.

Hoy en día ya no hablamos de administración simple del capital y los activos tangibles, sino de gestión del conocimiento-capital intangible– que debe ser aplicada en las empresas y en las universidades. Es conveniente definir con claridad el concepto del conocimiento. Para nosotros es la capacidad para relacionar de forma altamente estructurada y sistematizada los datos, información y conocimiento de una organización u objeto y darle un determinado valor y contexto para un emprendimiento en una organización.

El conocimiento necesita de un contexto compartido, el cual cumple la función de medio para crear significados, que permiten a las personas entender y comprender el contexto de los otros, y de sí mismos, actuando de acuerdo con dicho conocimiento. A su vez por la misma interacción se producen cambios y se crean nuevos contextos o espacios del conocimiento y aprendizaje. Por lo tanto, la clave para entender un contexto es conocer el lenguaje y los significados surgidos de esa interacción, es decir, el conocimiento local tácito y explícito que se debe impulsar en las universidades del país

La gestión del conocimiento es una herramienta poderosa para mejorar la gestión de una empresa o institución. Lo que pasa es que muchas empresas e instituciones solo están preocupadas de sus indicadores económicos y financieros y sobre esta información proyecta su presente y futuro. Y para nada se toma en cuenta la riqueza intelectual: humana, organizacional y relacional que es la sangre que da vida y sustento a la empresa e institución publica. Con este comportamiento tradicional se gestiona mirando el pasado. En esta situación se encuentran la mayoría de las entidades publicas de la provincia y la región Lima.
La burocracia y los índices de corrupción aparecen cada día en las instituciones públicas. Por eso hay que reorganizar todo el sistema de la administración pública en la provincia y en la región. Todas ellas deben pasar por un proceso de modernización. Incluso al gobierno regional hay que hacerle una reingeniería total por su ineficiencia y fracaso a la luz de los últimos informes de las entidades de control y fiscalización. Hasta ahora el GRL es una inmensa institución burocrática que come mucho y produce poco. El tema de la reorganización y modernización del Estado, es un tema de actualidad en la provincia y en la región Lima.
…………………………………….
(*) Presidente del Instituto de Gobierno y Desarrollo Corporativo-IGDC

Share.

About Author

Leave A Reply

*