CLIC MAS INFO

Premio mundial desde Chile para penal Santa Mónica

Lo ganado consiste en una estatuilla que llevará personalmente a las internas del penal de Santa Mónica, así como de US$ 5,000 que, según anunció Fernández.
La ministra de Justicia, Rosario Fernández y ministra de Arabia Saudita
La ministra de Justicia, Rosario Fernández y ministra de Arabia Saudita

La ministra de Justicia, Rosario Fernández, retorna esta noche desde Santiago de Chile luego de participar de la 18º Cumbre Global de Mujeres 2009, en donde recibió el premio por el primer lugar otorgado al Taller de Lavandería del penal de Chorrillos, al ser considerado como el mejor proyecto en asociación público-privada de ayuda a mujeres.

«Este premio es para ellas (las internas del penal de Chorrillos), es un gran aliciente para su desarrollo y esperanza de vida», dijo en la víspera la ministra de Justicia.

Lo ganado consiste en una estatuilla que llevará personalmente a las internas del penal de Santa Mónica, así como de US$ 5,000 que, según anunció Fernández, se utilizarán para fortalecer el funcionamiento de la lavandería.

«El premio lo utilizaremos en equipar la lavandería. Vamos a inaugurar un segundo taller de modistería y refacción de modas en el nuevo penal de mujeres Virgen de Fátima», sostuvo.

Agregó que este reconocimiento mundial es importante porque la cumbre ha congregado a cinco mil mujeres y ha incluido la participación de la presidenta de Chile, Michelle Bachelet.

Reveló que la primera ministra de Arabia Saudita le pidió una propuesta para desarrollar en su país talleres tecnológicos similares a los que se implementan en los penales del Perú.

Fernández expuso ante el foro la implementación y funcionamiento del taller, que permite la capacitación técnica de las internas en el manejo de máquinas de lavandería; permite además tener un ingreso mensual por el servicio prestado.

En este taller trabajan 34 internas. Todo el proceso, desde el recojo de las prendas, el lavado, secado, planchado y entrega al cliente es realizado por las propias internas. Para ello, se ha habilitado una puerta a la calle para que la atención al público sea directa.

El proyecto tiene en la actualidad 30 planchas, 2 lavadoras industriales, 3 centrífugas industriales, dos secadoras industriales y 19 lavaderos. Finalmente, este servicio cuenta con la confianza de la población de la zona, que ha preferido -en muchos casos- llevar su ropa al penal, colaborando con la reinserción de las internas.