CLIC MAS INFO

Policía Nacional y Serenazgo juntos en Plan Operativo de Patrullaje Local en Cañete

Mediante este plan, de manera conjunta los efectivos policiales y las municipales a través de sus respectivos cuerpos de Serenazgo.
Autoridades presentes en acto protocolar
Autoridades presentes en acto protocolar

El alcalde de la Municipalidad Provincial de Cañete Javier Jesús Alvarado Gonzáles del Valle, en ceremonia pública realizada el sabado en la Plaza de Armas del distrito de San Vicente capital de la provincia, procedió a lanzar oficialmente el Plan Operativo de Patrullaje Local Integrado entre la Policía Nacional del Perú y las Municipalidades Distritales de la Provincia de Cañete.

Mediante este plan, de manera conjunta los efectivos policiales y las municipales a través de sus respectivos cuerpos de Serenazgo, realizarán un trabajo conjunto que permitirá que aquellas personas que infrinjan la ley o se encuentren al margen de ella, sean detenidas en el mismo momento de la intervención.

Cuerpo de Serenazgo de la Provincia de Cañete
Cuerpo de Serenazgo de la Provincia de Cañete

Es importante tener presente, que lamentablemente los recursos logísticos de la Policía Nacional muchas veces imposibilitan un trabajo eficaz y oportuno, tal como lo exige la comunidad, por ello, las municipalidades vienen brindando apoyo con la dotación de recursos económicos para la recuperación del parque automotor policial, además de dotar de implementos necesarios para su labor, como es la donación de computadoras.

«Estamos aquí por que la seguridad ciudadana es una de las principales demandas de la población de nuestra provincia, por ello, se ha convertido en uno de los objetivos prioritarios de nuestra gestión desde el primer día en que venimos asumiendo con responsabilidad la administración de nuestra noble provincia de Cañete» sostuvo la primera autoridad edilicia cañetana.

Alvarado Gonzáles del Valle agregó que no está lejos de la verdad, el hecho que la seguridad ciudadana constituye una condición para alcanzar el desarrollo y bienestar de la sociedad, motivo por el cual las autoridades locales, en todos sus niveles, han asumido la responsabilidad política, social y funcional en la lucha contra la violencia, criminalidad y delincuencia común, compromiso que es fundamental para alcanzar una mejor calidad de vida y el pleno respeto a los derechos de nuestros vecinos, que se encuentran amenazados ante cualquier indicio de inseguridad.