CLIC MAS INFO

Cayó el narcotraficante colombiano más buscado del mundo

La Policìa de Colombia capturó a Daniel Rendón Herrera alias "Don Mario" uno de los narcotraficantes más importantes y màs buscados del mundo.
Rendón fue arrestado por la Policía Nacional en la localidad caribeña de Necoclí.
Rendón fue arrestado por la Policía Nacional en la localidad caribeña de Necoclí.

El colombiano Daniel Rendón, alias «Don Mario», el narcotraficante y paramilitar más buscado de Colombia, fue detenido ayer en el noroeste de aquel país, informaron en Bogotá portavoces gubernamentales.

La detención fue realizada por unos comandos coordinados por el director de esa fuerza, el general Óscar Naranjo, que informó del resultado de la redada al presidente Álvaro Uribe, quien viajó anoche desde Caracas a Río de Janeiro en visita oficial.

El ministro de defensa de Colombia, Juan Manuel Santos, brindó una conferencia de prensa luego del arresto y aseguró: «Este es un golpe muy fuerte a las bandas criminales que tanto daño han hecho al país. Hasta el momento se han capturado más de 5.600 integrantes de estas bandas (paramilitares)».

«Tarde o temprano estas bandas van a caer en manos de la justicia», explicó, al tiempo que añadió que «los colombianos pueden estar seguros que esta política de seguridad democrática va a continuar dando resultados».

Más de 500 comandos de la Policía Antidrogas lanzaron la operación en la que fue detenido «Don Mario», cuyo arresto se produjo en San José, caserío rural de Necoclí, precisaron a la prensa fuentes de esta fuerza en un informe preliminar.

Rendón fue hasta hace menos de tres años el segundo al mando del desaparecido Bloque «Élmer Cárdenas» (BEC) de la organización Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), que se disolvió a mediados de 2006 tras desmovilizar a más de 31.000 paramilitares.

El BEC era comandado por «El Alemán», alias de Freddy Rendón, hermano de «Don Mario», y actuaba en las zonas selváticas de los límites de los departamentos de Antioquia, la región del arresto, y del Chocó.

Mientras que «El Alemán» se desmovilizó junto a su reducto en virtud del proceso de desarme, «Don Mario» siguió en la clandestinidad con un grupo armado de más de 1.000 paramilitares.

«Don Mario» está reclamado en extradición por los Estados Unidos y el gobierno colombiano ofrecía 5.000 millones de pesos (unos 2,08 millones de dólares) por informes que permitieran su detención.