CLIC MAS INFO

Este año se construirán cuatro nuevos penales y ocho serán remodelados

Ministra de Justicia pide a trabajadores del INPE comprometer su labor de resocialización en favor del interno. “Aún hay malos servidores penitenciarios. Arrinconemos a esa gente”, exhorta Fernández a trabajadores penitenciarios en su día.

En una ceremonia por el día del trabajador penitenciario, la ministra de Justicia, Rosario Fernández, anunció que para 2009, el sector Justicia espera continuar con un significativo crecimiento en infraestructura. Así, informó que se levantarán cuatro nuevos establecimientos penitenciarios, mientras que ocho serán completamente remodelados. Estas obras serán costeadas con fondos públicos y se realizarán a nivel nacional.

El INPE cuenta con 79 penales en Lima, Chiclayo, Huancayo, Arequipa, Cusco, San Martín, Pucallpa y Puno. Sus servidores reciben capacitación permanente en seguridad, derechos humanos y logran especializarlos en áreas como tratamiento, seguridad y administración.

Es por eso que hoy, Fernández reconoció la labor que cumplen los 5.407 trabajadores penitenciarios en cada uno de los 79 establecimientos que existen en el país.

En el acto, Fernández confirmó que se han obtenido los créditos suplementarios necesarios, desde el Ministerio de Economía y Finanzas, para la contratación de más personal penitenciario que apoyará la labor de los actuales servidores en los diferentes Establecimientos Penitenciarios del país.

Actualmente, de los 5.407 trabajadores, 2.805 se encargan de velar por la seguridad integral de los penales; 1.607 laboran en el área administrativa; mientras que 995 están destacados al área de tratamiento, conformada por profesionales en psicología, docencia, servicio social, derecho y salud.

Se refirió a la corrupción que existe aún en algunos penales. «Sabemos que existen malos elementos que dañan la imagen de la institución. Ustedes tienen una responsabilidad personal y legal para que esto no continúe. Arrinconemos a esa gente», sostuvo enfática, al señalar que personalmente aspira tener un sistema penitenciario digno.

Dijo que la agresiva política de indultos que viene impulsando su gestión ha encontrado algunos obstáculos. «Cuando un indultado debe salir del penal, la salida rápida no se da y ustedes saben por qué. El INPE debe priorizar el trabajo humano sobre el burocrático», dijo, acompañada del presidente del INPE, Leonardo Caparrós, su vicepresidente Gerson Villar, además de directivos de esa institución