CLIC MAS INFO

Después de los petroaudios… nos hacemos los olvidadizos, ¿y qué con los pobres del Perú?, y ¿qué con los jóvenes?

la corrupción se apaña, se cuida, se protege y eso ocurre en un país democrático como el nuestro con la complicidad de mas de un partido político que dice ser de oposición al régimen de gobierno.
captura de Romulo y Quimper
Captura de Romulo y Quimper Foto: Archivo

Una vez más, los detentores del poder, es decir quienes ostentan el poder se encargan de convencer a la población que la corrupción y los malos hábitos hacia el dinero y el poder no tiene escrúpulos. Jóvenes en busca de empleo, alumnos estudiando una carrera profesional o técnica, padres sacrificados que quieren un mejor porvenir para sus hijos, personas que día a día sin mirar al Estado trabajan hombro a hombro por sus mejoras personales o familiares; sin embargo muy al marguen de la falsa moral, saltan muchas preguntas sin responder: ¿estamos preparados para elegir a las mejores personas para que nos gobiernen?, ¿cuál es la motivación de estar detrás de millones de dólares descuidando a los muchos peruanos que mueren de hambre?, ¿es que debemos permitir gobernantes que hagan el bien en ciertas obras pero que de todos modos roben?, ¿es justo para el empresario o comerciante que al pasar todas las trabas puestas por los órganos de regulación de contrataciones y adquisiciones del estado sean expectorados por preferir a los «amigos» que harán ganar «comisiones» jugosas y grandes? Esto no merecen los peruanos ni los ciudadanos de a pie, y ocurre justamente cuando los ojos del mundo se fijan en Perú como un destino económico cada vez mejor.

Sobre los audios y emails de los jugosos negocios estatales y los fallidos intentos del ejecutivo en responsabilizar a los medios de comunicación, así como la parca forma de Mauricio Mulder de defender a los corruptos de tal forma que terminan victimizándolos antes que juzgándolos como tales, únicamente nos llevan a una conclusión: la corrupción se apaña, se cuida, se protege y eso ocurre en un país democrático como el nuestro con la complicidad de mas de un partido político que dice ser de oposición al régimen de gobierno.

Finalizo con una reflexión, esperando que aquellos pobladores más necesitados del país, aquellos en donde siempre se les menospreció y socavó en su condición de persona humana o ciudadano con derechos fundamentales como la libertad de expresión y el derecho a tener una vida digna, aquellos en quienes no se piensan salvo cuando se está en campaña electoral, aquellos que lloran y sufren en silencio; no nos quejemos entonces cuando esas mismas personas esperen, elijan y prefieran un régimen totalitario o fascista, radical y perjudicial para nuestra sociedad y economía, o a quien simplemente les prometa el oro y el moro y castigar a sus opresores y antecesores gobernantes, porque somos nosotros con nuestra dejadez o despreocupación que lo permitimos, lo toleramos y lo hacemos habitual. Recordemos que la política es el arte del buen gobierno, y como tal es oportuno alejarnos de estas malas prácticas para poder no solo ser sino parecer el gobierno que todos los peruanos esperan, en ese contexto fue acertada la decisión de García al cambiar a los Ministros y funcionarios implicados, pero es catastrófico proteger a los partidarios y amigos involucrados, porque esa factura no la perdonará la historia ni los jóvenes que cambian y hacen la historia del Perú, día a día con su trabajo y esfuerzo personal.

POR: Enzo Elguera Echegaray