Distrito Electoral: Sueños y pesadillas

0

regAún creo en los sueños, pero como cualquier mortal tengo mis pesadillas y dudas al ver muchos políticos tratando de llevar la locomotora del desarrollo por el camino no correcto. Pero nunca es tarde para hacer correcciones y ampliar la plataforma de lucha para el día 12 de marzo en la movilización a la ciudad de Lima. Si solo es por el distrito electoral a la gente hay que llevarla casi a la fuerza, porque según las encuestas el pueblo no entiende lo que es el distrito electoral. Si supiéramos que es para lograr cuatro curules en un Congreso de la República cada vez más devaluado no subiríamos a los 16 buses que esperan ser contratados por los organizadores que prometieron colocar 10 mil manifestantes en la plaza de la Inquisición.

El agro está en emergencia: el agua es un problema mayor, la inseguridad campea por todos lados, la educacion en reorganización no funciona, la salud es un problema galopante en los hospitales. Pido desde esta tribuna más sensibilidad y mayor compromiso político por el bienestar humano en nuestras provincias y distritos. Solamente poniendo una plataforma de lucha mayor, como lo propuse en un articulo anterior, podríamos asegurar el éxito reivindicativo integral para un pueblo que por muchos años ha sido marginado en su desarrollo por los gobiernos de turno.

Cada uno tiene sus sueños y pesadillas: para unos será el distrito electoral, para otros será una curul en el Congreso, alcalde en su provincia o distrito, beneficiario del diez por ciento por contratos y licitaciones. Nada de eso intranquiliza mi sueño. Lo que no me deja dormir tranquilo es la inseguridad, la pobreza y la exclusión de la mitad de la población de la región y del país. Otras personas, en su desesperación viajan a distritos y provincias buscando gente para movilizarla en la segunda semana de marzo a Lima. ¿El tema central de la provincia de Huaura es viajar a Lima solo por cuatro curules? Me pregunto: ¿por qué no se hace una marcha a Lima por más recursos para la educación y la salud de los pobres?. Por estos días mis sueños y pesadillas son:

1. Sociedad que genera maestros del delito
En la India existe una escuela donde se ofrece a los adolescentes formación de alto nivel para ganar dinero fácil. Uno de los tres directores, el siniestro Susheel Mooch, tiene a su cargo el curso más sofisticado que incluye, entre otras materias, secuestros, extorsiones y ejecuciones. Los otros dos se ocupan de materias más convencionales. Todos los cursos incluyen trabajos prácticos. Por ejemplo, la enseñanza del robo en autopistas y carreteras: los estudiantes, agazapados, arrojan algún objeto metálico sobre el automóvil que eligen; el ruido detiene al intrigado conductor, y entonces se procede al asalto, que el docente supervisa.
Según los directores, esta escuela ha surgido para dar respuesta a una necesidad del mercado y para cumplir una función social. El mercado exige niveles cada vez más altos de especialización en el área del delito, y la educación criminal es la única que asegura a los jóvenes un trabajo bien remunerado y permanente.

Con su admirable agudeza, el escritor uruguayo Eduardo Galeano escribe:
«Me da pánico pensar que el ejemplo va a cundir en la India y en el mundo. ¿Qué será -me pregunto- de los pobres maestros de las escuelas tradicionales, ya castigados por sus sueldos de hambre y por la poca o ninguna atención que les prestan sus alumnos? ¿Cuántos maestros podrán reciclarse y adaptarse a las exigencias de la modernidad? De los que yo conozco, ninguno. Me consta que son incapaces de matar ni una mosca, y el talento no les da ni para asaltar a una anciana huérfana y paralítica. ¿Qué van a enseñar estos inútiles en el mundo de mañana?»

2. Sociedad con gobernantes tránsfugas y corruptos
Un presidente de cierto país latinoamericano viajó a Washington, para negociar la deuda externa. Al regreso, anunció a su pueblo una noticia buena y una mala:
“La noticia buena es que ya no debemos ni un centavo. La mala, que todos los habitantes de nuestro país tenemos veinticuatro horas para irnos, porque ya no nos pertenece”.

Los países pobres pertenecen a sus acreedores públicos y privados. Los deudores deben obediencia; y la buena conducta se demuestra practicando el socialismo de estos tiempos, el socialismo al revés: privatizando las ganancias y socializando las pérdidas.

“Nosotros hicimos bien los deberes en el gobierno, ¡soy inocente!», ha gritado Alberto Fujimori. En tanto que el presidente Alan García Pérez llena todos los medios con el lema EL PERÚ AVANZA.
Pero como puede comprobarse, no avanza en desarrollo, sino en corrupción. Todo o casi todo se ha privatizado en el Perú, Argentina, Brasil, Chile y México. En los cinco países, se dijo que no había más remedio que privatizar para pagar la deuda externa y cada uno de estos cinco países deben ahora el doble de lo que debían en 1989.

Y ésta es otra fuente de angustia: me quita el sueño el presentimiento que cualquier día los banqueros acreedores desalojarán a los presidentes, y se sentarán en sus sillones, al grito de: ¡Basta de intermediarios! Por lo pronto, varios ministros son intermediarios del poder financiero internacional.
Me pregunto cada noche a dónde irá a parar toda la gente de la región y del país con gobernantes insensibles que ven mujeres tiradas en la calle y ni siquiera se inmutan. No dan un céntimo a los deudos de las victimas de la violencia política, pero ya comienzan a derrochar millones en su campaña electoral.

¿Dónde conseguirán empleo estos miles de hombres y mujeres arrojados a las calles por la crisis? ¿Qué será de la educación que se cae a pedazos a vista y paciencia de los gobernantes que siempre andan en planes piloto?.

3. Medios de comunicación sin temas de fondo
La entraña frívola de los dueños de los medios de comunicación ha hecho posible que nos hayamos pasado el año 2008 viendo al reo Alberto Fujimori, a la lenguaraz Magaly y los petroaudios de Rómulo León Alegría y sus secuaces. Por si fuera poco, también viene el circo electoral donde tránsfugas y saltapericos se ofrecen por un puñado de soles al mejor postor.

En los cuatro puntos cardinales del país, la globalización de los medios nos permitió leer, mirar y escuchar hasta el más mínimo detalle de la epopeya mediática. Los medios masivos de comunicación nos otorgaron miles de posibilidades de elegir entre eso y eso nada más. No hay nada nuevo en ciencia, tecnología e innovación. Para eso no hay páginas ni recurso presupuestal.

La prensa, las cadenas de televisión y la radiodifusión no tienen de qué ocuparse. Hasta se copian los titulares y escanean las imágenes. Lo que se busca es la frivolidad, la sangre y el chisme, todo mezclado: que el Carmona no visita a la Floricienta, que la gata Jackie echó de su casa a la hija ultrajada y que el cartel de Sinaloa está desalojando a balazos a los colombianos del territorio peruano. Qué asco.

Ahora que los periodistas se autodenominan “comunicadores sociales” ¿qué van a comunicar a la sociedad? ¿De qué van a vivir? ¿Otra multitud de desempleados arrojados a la calle si no se ponen la servicio del poder y de la corruptela en los gobiernos de turno?
Aún hay dignos hombres de la prensa que defienden al desposeído y ponen en jaque a los personajes que roen la estructura del poder político y a la empresa especulativa que genera crisis cuando los números se salen de cauce en la aldea global.

4. Un mundo en peligro por conflictos armados
La industria de la muerte se está poniendo de nuevo en alerta. Cuantiosos presupuestos militares necesitan justificar su existencia y buscan dónde más exhibir los nuevos modelos de armamentos.

¿Contra quién lanzarán la próxima “misión humanitaria” los norteamericanos y la OTAN? ¿Quién será el próximo enemigo? ¿Quién trabajará de villano en la próxima película, quién será el Satán del infierno que viene? Esto me tiene muy preocupado. Si releemos los motivos invocados para bombardear a Irak y Yugoslavia, llegaremos a la conclusión de que hay un país, un solo país, que reúne todas las condiciones, todas, para ser reducido a escombros. Ese país es el principal factor de inestabilidad de la democracia en todo el planeta, por su inveterada costumbre de fabricar golpes de Estado y dictaduras militares. Ese país constituye una amenaza para sus vecinos, a quienes invade, con frecuencia, desde siempre. Ese país produce, almacena y vende la mayor cantidad de armas químicas y bacteriológicas. En ese país reside el mayor mercado de drogas del mundo, y en sus bancos se lavan millones de narcodólares. La historia nacional de ese país es una larga guerra de limpieza étnica, contra los aborígenes primero, contra los negros después; y ese país ha sido, en años recientes, el principal responsable de la feroz matanza étnica que aniquiló a doscientos mil guatemaltecos, en su mayoría indígenas mayas.

¿Se autobombardeará Estados Unidos? ¿Se invadirá a sí mismo? ¿Cometerá Estados Unidos ese acto de coherencia, haciendo consigo mismo lo que hace con los demás? Quiera Dios evitar semejante desgracia a esa gran nación que jamás ha sido bombardeada por nadie.

5. Sistema donde los bancos ganan a las buenas o a las malas
La revista Time publicó el informe del Congreso de los Estados Unidos sobre la evaporación de cien millones de dólares provenientes del tráfico de drogas en México. Según la comisión que investigó el asunto, fue el Citibank quien organizó el viaje de esa narcofortuna a través de cinco países y quien inventó sociedades fantasmas y nombres de fantasía hasta borrar la pista.

Las cárceles norteamericanas, las más pobladas del planeta, están llenas de drogadictos jóvenes, pobres y negros; pero el Citibank, alta estrella del cielo financiero, no fue requisitoriado. A nadie le pasó semejante idea por la cabeza. Sin embargo, la lectura del informe me dejó abrumado. Es verdad que ese banco sigue prosperando; y que el jabón Citibank, el detergente Banque Suisse, el quitamanchas Bahamas y tantas otras marcas prestigiadas por las mejores lavanderías siguen batiendo, libremente, record de venta en el mercado global de artículos de limpieza. Pero no puedo dejar de pensar que la amenaza acecha.

¿Qué pasaría si un buen día la guerra contra las drogas dejara de ser una guerra contra los drogadictos, que castiga a las víctimas, y las armas corrigieran la puntería y apuntaran hacia arriba?
Ahora que la economía neoliberal está herida, y sólo existen las finanzas especulativas, ¿qué sería del mundo sin bancos? ¿Y qué sería del pobre dinero, condenado a deambular por las calles, como deambula la gente sin casa? De sólo pensarlo, se me endurece el corazón.

6. Un mundo en peligro por la catástrofe ecológica
Los ecologistas han llegado a la conclusión de que el mundo ha perdido, en los últimos treinta años, cerca de la tercera parte de su riqueza natural. Es la mayor catástrofe ecológica desde la época de los dinosaurios; la recuperación de las plantas y de los animales extinguidos llevaría no menos de cinco millones de años.
Desde que leí esta pequeña noticia sin importancia, otra obsesión me despabila. No puedo sacarme de la cabeza el presentimiento de que alguna vez los animales y las plantas nos harán un Juicio Final. Llego al delirio de imaginarnos a todos acusados por fiscales que nos señalarán con la pata o la rama: “¿Qué han hecho ustedes de este planeta? ¿En qué supermercado lo compraron? ¿Quién les ha dado a ustedes derecho a maltratarnos y a exterminarnos?”. Y veo un alto tribunal de bichos y vegetales dictando sentencia de condenación eterna contra el género humano. ¿Dónde está la inversión con responsabilidad social cuando toda esta inversión gira sobre la ganancia del poder económico financiero?

7. Nuestra condena final de vivir sin agua para todos
El agua, ahora llamada “oro azul” se presenta como un asunto crucial del nuevo siglo. Comienza a ser escasa y no es posible prescindir de ella. Estos dos factores, hacen del elemento vital un tema económico, social, ecológico y geopolítico. Las cifras hablan por sí solas, con una contundencia que diluye cualquier optimismo y revela la ciclópea tarea que espera a los estados y organismos internacionales para asegurar a los 7.000 millones de seres humanos del planeta un acceso igualitario.

Hoy en día un habitante sobre cinco del planeta no tiene agua potable. En el año 2025 habrá 8 mil millones de habitantes: 60% vivirá en ciudades; 3 mil millones tendrá menos de 1.700 metros cúbicos de agua por año. La mitad de los ríos y lagos de América, Europa y Asia están gravemente contaminados. La situación en los países subdesarrollados no es mejor. 30% de las especies acuáticas ha desaparecido a lo largo de los últimos años, o están en peligro de extinción. Tres millones de personas mueren al año en el mundo por beber aguas insalubres.

Ahora se trata de privatizar el agua y después quizás sea el aire, y ya vendrán los expertos a explicar que quien no paga por el aire no sabe valorarlo y no merece respirar. Según la pura lógica capitalista, el agua será más cara o muy cara allí donde escasea, y en los países pobres en los cuales el sector privado es dueño de las infraestructuras y de la provisión de los servicios urbanos en mucha mayor medida que en los países desarrollados no dispondrían de protección alguna. ¿Quién será entonces el custodio y garante de que el agua realmente llegue a los sectores más empobrecidos?

¿Pagaremos justos por pecadores? Creo que por todo esto pasaré mi eternidad en el infierno, junto a los exitosos empresarios exterminadores del planeta y sus políticos comprados y sus jefes guerreros y sus expertos publicitarios que venden veneno y sangre en las primeras paginas de sus medios.

Un sudor helado me hace tiritar el cuerpo cada noche y cada mañana que escucho los medios reales y virtuales. Donde casi todo es asesinato, sangre, violación y corrupción. Antes, yo creía que el Juicio Final era asunto de Dios. Hoy creo que el Juicio Final viene de nosotros mismos. Creo que está lejano cumplir mi destino final compartiendo con otros críticos en el Paraíso, pero por culpa de los asesinos del planeta creo que mi destino está en la parrilla que ya comenzamos a construir. Estos son las pesadillas que mueven mi intranquilidad espiritual por estos días que escucho y leo incesante propaganda por el Distrito Electoral para Lima Provincias.

Escribe: Néstor Roque Solís

Share.

About Author

Leave A Reply

*